• ¡NAVIDADES SOLITARIAS! Aprende a superar esa sensación de vacío

    La Navidad puede resultar ser la época del año más feliz para unos y más triste para otros. Cuando la vida te sonríe, tienes al lado a los tuyos y tiempo para disfrutar de ellos mimándoles y cuidándoles, todo puede parecer extraordinario. Celebrar fiestas, organizar grandes comidas en familia o comprar regalos a los más allegados suelen ser las acciones que más nos llenan y nos colman de felicidad durante la Navidad.

    Todos conocemos ese ideal y todos tenemos muy marcado el hecho de que en Navidad haya que llevar una pauta de comportamiento concreto y que si no logramos alcanzar pensamos que nuestra vida es un fracaso, llegando incluso a caer en problemas depresivos. Los medios de comunicación y la publicidad se han encargado de transmitirnos bien ese mensaje, pero los que no cuentan con esas circunstancias idílicas en estas fechas no tienen por qué hundirse, puesto que no se puede pretender que todo el mundo tenga la misma vida.

    Lo cierto es que es una idea difícil de asumir, y muchas de las personas que se encuentran solas en Navidad tienden a caer en depresión durante estas fechas. Así lo muestran los datos de suicidios, los cuales aumentan considerablemente durante la Navidad. ¿Cómo aprender a superar esa sensación de vacío en Navidad?

    No estás sola en Navidad

    Un simple convencionalismo social no nos puede llevar a la autodestrucción. Por ello, lo primero que hay que pensar es que muchas personas están en tu misma situación, sino ¿por qué estaríamos escribiendo este artículo ahora mismo? Eso demuestra que no estás sola, o mejor dicho, que la cantidad de “solos” que hay en el mundo te tienen que ayudar a pensar que no es un estado aislado, sino una pauta que se repite.

    Canaliza positivamente la nostalgia de las navidades

    Seguro que pasaste Navidades rodeadas de los tuyos y ese es el sentimiento que te hace entristecer: la nostalgia. Intenta canalizarla de otra manera: piensa en los buenos momentos como parte afortunada de tu vida, la autocompasión no nos lleva a nada. Además, piensa que, a menudo, la vida es cíclica, a veces hay épocas malas y otras veces buenas, y por ello, si te encuentras en una mala has de ser más fuerte que nunca para vivir ese momento y pensar que posiblemente te lleguen otras mejores. Está comprobado y  es como la economía capitalista, después de una crisis, siempre viene una época de expansión, o como dice el famoso refrán popular: ‘después de la tormenta, siempre viene la calma‘.

    No te cierres en ti mismo en Navidad

    Durante esos momentos de soledad es muy importante no encerrarse en sí mismo. La depresión navideña lleva a las personas a comerse su pena y a no querer buscar ayuda ajena. Eso es lo peor que puedes hacer. Si te encuentras sola sé tú quién vaya a buscar a la gente, sé tú quién tenga la iniciativa de salir, de hacer cosas, aunque sea algo tan simple como sea dar un paseo.

    Esta parte, la de la interacción social, es muy importante puesto que es la que determina que la tristeza sea pasajera o permanente. El buscar a gente afín a ti con la que poder compartir experiencias comunes, así como mantener ese contacto en el tiempo, es una parte fundamental para no convertir a nuestra soledad en algo inamovible. Ten iniciativa para salir a la búsqueda de esas personas.

    Si en tu caso concreto te sientes distinto porque tienes que trabajar esos días, por ejemplo, haciendo guardia en un hospital, o en esos momentos estas lejos de tu familia, lo tienes muy sencillo. Solo tienes que sacar tu parte más positiva y pensar que no puedes celebrar la Navidad en familia no porque estés realmente sola, sino porque te ha tocado en ese momento estar lejos de los tuyos. Pero tu gente sigue estando ahí.

    Si por el contrario te encuentras sola, en el sentido más literal de la palabra, intenta seguir las pautas y consejos que se detallan a lo largo de este artículo. Si no consigues salir de tu tristeza ponte en manos de profesionales, ellos sabrán muy bien cómo hacerte sentir mejor.

    También puedes actuar en el sentido contrario. La soledad es un problema que afecta mayoritariamente a la tercera edad, tanto en épocas navideñas como en el resto del año. Contribuye a que los mayores no pasen estas fechas solos y cuenta con ellos para cualquier cosa, se sentirán felices simplemente con estar presentes.

     

    NAM/Agencias

    Loading...