• ¡EN ROJO! Toro Hardy: “Venezuela necesita $30.000 millones al año para recuperar su producción petrolera”

    El colapso de la producción petrolera de Venezuela originó una contracción de la capacidad financiera del Estado hasta el punto en que no pudo seguir subsidiando la economía del país y eso lo motivó a realizar un cuantioso gasto público con dinero inflacionario, lo cual causó la crisis económica más devastadora de la historia venezolana.

    Y es que según José Toro Hardy, ex miembro de la junta directiva de PDVSA, el país requiere una inversión de entre 25.000 y 30.000 millones de dólares al año para llevar la producción de la estatal a los prósperos niveles de 3 millones de barriles diarios que solía tener hace 10 años.

    “Hoy Venezuela produce 650 mil barriles de petróleo diario”, precisó en una entrevista en el programa Vladimir a la 1, transmitido por Globovisión.

    A pesar de que no hay cifras oficiales porque PDVSA no las publica desde hace dos años, solo 500.000 de esos 650.000 barriles de petróleo le generan flujo de caja, es decir, ingresos, al país, puesto que al menos 150.000 barriles son destinados en envíos y regalías a Cuba.

    “Hace 2 años que PDVSA no publica sus ingresos pero la deuda que tiene está alrededor de 100 mil millones de dólares”, afirmó.

    La deuda neta de PDVSA se ubica en 45.000 millones de dólares con proveedores, pero con litigios y default suma un total de 100.000 millones, de los cuales ni siquiera han sido saldados los intereses acumulados.

    “La deuda de Pdvsa global está por encima de 100 mil millones de dólares y la de los bonos 2020 es de 40 mil millones de dólares”, detalló.

    De hecho, si el Estado venezolano o PDVSA no hacen el pago correspondiente al bono Pdvsa 2020 en los próximos días, cuando vence el plazo, los acreedores podrían activar las cláusulas de garantía y tomar posesión del 51% de las acciones de Citgo como compensación, que es la principal filial productora de gasolina de PDVSA y de Venezuela.

    “Pdvsa no parece tener con que pagar para el 27 de octubre una cantidad de 913 millones de dólares”, explicó.

    Esto implica que, a menos que el llamado gobierno interino de Juan Guaidó, presidente de la AN, ejecute ese pago con fondos del financiamiento que ha obtenido de Estados Unidos, Citgo podría ser embargado por los acreedores, puesto que el gobierno de Nicolás Maduro no da señales de tener la voluntad de pagar esa deuda.

    “Salvar a Citgo es vital para Venezuela, esas refinerías están diseñada para las características de nuestro crudo. Estamos en riesgo de perder Citgo”, dijo Toro Hardy.

    Por esa razón, Citgo es el principal activo que garantiza el consumo de gasolina en Venezuela y la producción eficaz del petróleo nacional para ser vendido en los mercados internacionales con el fin de financiar la economía del país.

    “Los tenedores de bonos insistirán en que la decisión que vale es de la OFAC”, explicó el economista.

    Ese argumento se basa en que las sanciones del Departamento del Tesoro de EEUU blindan a Citgo de los acreedores debido a que su titularidad queda bajo jurisdicción estadounidense bajo amparo de la junta directiva designada por Guaidó, que es la que reconoce el gobierno de Donald Trump.

    “Perdimos algunas refinerías por arbitraje internacional por incumplir algunos contratos”, sentenció Toro Hardy.

    De las 10 refinerías que tiene el país, solo dos se encuentran operativas y lo hacen al 10% de su capacidad instalada; las refinerías de Amuay y Cardón, ubicadas en el estado Falcón.

    NAM/Ricardo Serrano

    Loading...