• ¿Y EL BOLÍVAR? “Maduro reconoce que la hiperinflación se le ha ido de las manos”, según Bárcenas

    La crisis económica del país desvirtuó las funciones básicas de la moneda nacional; el bolívar, y desequilibró todo el entramado de relaciones económicas convencionales, puesto que se han alterado aceleradamente todas las estructuras de costo, lo cual coloca al sector empresarial en dos escenarios: descapitalizarse y caer en quiebra, o ir a la velocidad de la inflación y la devaluación del bolívar frente al dólar.

    Es por ello que las recientes declaraciones del jefe de gobierno Nicolás Maduro dan a entender que su administración, en medio de una fuerte crisis política y una disputa con el llamado gobierno interino de Juan Guaidó por el control prolongado del poder, podría iniciar un proceso gradual de apertura económica en cuanto a permitir una mayor circulación oficial de dólares, inyectar moneda estadounidense y llevar el bolívar a un segundo plano.

    Según Luis Bárcenas, economista jefe de Ecoanalítica, “Maduro reconoció que con sus declaraciones que la hiperinflación se les ha ido de las manos”. El mandatario socialista afirmó en una entrevista en Televen, el pasado domingo, que el dólar podría jugar un papel importante en la recuperación económica de Venezuela, por lo cual también dijo que “gracias a Dios que existe la dolarización”.

    El país atraviesa en estos momentos un proceso de dolarización de facto, agresiva y desordenada, lo cual ha incrementado la desigualdad social al punto en que solo el 20% de los venezolanos tienen acceso a esa divisa, mientras que el 80% sufre los embates de la crisis e intenta subsistir con ingresos en bolívares, hoy absolutamente devaluados por la inflación.

    “El bolívar va a seguir presente pero en menor cantidad de las transacciones”, dijo Bárcenas en una entrevista en Unión Radio.

    Este escenario implica que podría llegarse a un punto donde la inflación siga subiendo y se ubique en un nivel tan elevado, que el Gobierno buscaría reducir esa inflación haciendo menos gasto público, bajando la liquidez e inyectando menos bolívares. Además, la circulación de dólares se incrementará al menos de USD 2.000 millones a USD 3.500 millones en el total de la economía (por entrada de remesas, según Ecoanalítica), lo cual dejaría al bolívar relegado como segunda opción para las transacciones cotidianas de los venezolanos (los que tienen acceso a ingresos en dólares).

     

    Ricardo Serrano

    Loading...