martes 28 de marzo de 2023

¡URGE SU REUBICACIÓN! Los peligros de una estación de transferencia de desechos en la ciudad y cerca del Lago

El pasado martes, en horas de la noche, se produjo un enorme incendio en los patios de la Estación de Transferencia de Desechos Sólidos Recimara, ubicado en la avenidas Los Haticos, de Maracaibo, estado Zulia, justo detrás del Lago de Maracaibo y frente al Terminal de Pasajeros de la capital zuliana. La peligrosidad de lo ocurrido, a Dios gracias, sin víctimas fatales, encendió las alarmas en relación con los peligros que representa esta especie de “vertedero” no solo en las inmediaciones del Casco Central de la ciudad, sino a orillas del ya maltratado Lago Coquivacoa y los efectos altamente nocivos de una estación de Transferencia a orillas de un estuario.

Comencemos por recordar ¿Qué es Recimara y cómo se fundó? En un reportaje del diario La Verdad, se informó que la Recicladora de Desechos Maracaibo (Recimara) es una empresa mixta que trabaja de la mano de la Alcaldía de Maracaibo para sanear a la ciudad. Nació en junio de 2018 de la unión de dos empresas privadas: Desechos Sólidos de Venezuela (Desovenca) y Deconsur.

La recicladora se constituyó como una sociedad a partes iguales (33 por ciento cada una): Alcaldía de Maracaibo, Desovenca y Deconsur. Su inauguración formal fue el martes 28 de agosto de 2018.

Se cree que no hay suficiente seguimiento a los protocolos de seguridad, higiene y ambiente en los patios de Recimara

El monto de la inversión inicial fue de más de dos millones de dólares, con los cuales se ejecutó el saneamiento y la adecuación del terreno y la construcción del espacio donde funciona la recicladora.

Según los registros de prensa de la fecha de la inauguración, cada día entran a Recimara un máximo de 500 toneladas de basura y tiene la capacidad de segregar hasta 300 toneladas de desechos plásticos, para su posterior reciclaje.

Los peligros

El acceso a la recicladora está restringido y posterior al incendio suscitado el martes, se ha restringido más aún. Es un área en la cual se requieren ciertas condiciones de seguridad para acceder por el alto nivel contaminante que atesora y es allí donde se enfoca este planteamiento: ¿Por qué colocar una estación de transferencia de desechos a orillas del Lago?

En junio de 2018 se fundó, en los patios donde funcionó el Funsama, la empresa recicladora Recimara, constituida en una estación de transferencia de desechos sólidos a orillas del Lago de Maracaibo

La toxicóloga y neumonóloga de LUZ, Aurora Casadiego, explica que “la basura contiene en si misma niveles de toxicidad que, al juntarse, al acumularse en grandes masas de desechos, despiden organismos  y microorganismos que, a pesar de ser tratados, atentan contra el medioambiente”.

Argumenta que “sin saber las condiciones en las cuales se encuentra en este momento esa estación de transferencia (Recimara) y si allí se cumple religiosamente el protocolo de seguridad, higiene y ambiente, la colocación de ese espacio, justo detrás del Lago de Maracaibo genera un impacto negativo para el estuario”.

Recimara acumula toneladas de desechos sólidos, en su mayoría botellas plásticas en patios muy cercanos a las riberas del Lago de Maracaibo

Indicó que “existen parámetros para establecer la localización de vertederos y estaciones de transferencia de desechos sólidos y uno de los principales está asociado a la ubicación de estos espacios fuera de las ciudades, lejos de áreas pobladas y de zonas medioambientales vulnerables”.

Recimara no cumple con este parámetro. No se sabe en cuáles condiciones se encuentra la estación, tampoco se ha determinado, o al menos publicado, cuáles fueron las causas que originaron el enorme incendio que se produjo allí.

Casadiego señala que “un incendio forma parte de los riesgos que se corren en estos espacios de acumulación y tratamiento de desechos sólidos y ya hemos dicho cuan letal es para el medioambiente lo que despide la humareda manada de un incendio en un botadero, es doblemente tóxico y altamente peligroso para el sistema respiratorio humano, para las aguas de lagos, ríos o mares y para el ozono”.

De la acumulación de desechos

La especialista advierte que en estos espacios “puede darse una exposición combinada a agentes biológicos y productos químicos. Si los riesgos asociados a los agentes biológicos son difíciles de evaluar, los derivados de la exposición combinada a esos agentes y a productos químicos plantean todavía más problemas. Aunque sus posibles efectos sobre la salud son numerosos, es difícil determinar los componentes que producen unos efectos concretos”.

Bomberos y voluntarios sofocaron las llamas en Recimara, las emisiones tóxicas de los desechos acumulados son altamente peligrosas.

Detalla dos efectos fundamentales que bien podrían presentarse alrededor de Recimara: “Tenemos un efecto ‘Mutágeno’; Residuos que pueden provocar una mutación, es decir, un cambio permanente en la cantidad o en la estructura del material genético de una célula  y también podríamos hablar de un efecto ‘Ecotóxico’, que tiene que ver con reciduos que presentan o pueden presentar riesgos inmediatos o diferidos para uno o más compartimentos del medio ambiente”.

Uno de los elementos que más se acumula en la recicladora es el plástico, de los materiales más peligrosos para el medioambiente, refiere la toxicólogo.

«La controversia del plástico y sus usos a nivel mundial aumentan, porque el plástico desprende sustancias tóxicas letales para el medioambiente. El plástico no es biodegradable, en consecuencia, su acumulación en forma de desecho es mortal para la vida».

Un fuerte incendio se registró en los patios de Recimara el pasado martes pasadas las 7.00 de la noche

Otra queja

En las inmediaciones del Aeropuerto Internacional La Chinita, sector Caujarito, hay otra estación de transferencia de desechos sólidos.

Ésta se ubica cerca de los urbanismos que rodean el perímetro. Los vecinos de Altos del Sol Amado, Urbanización Altos de Maracaibo, así como del sector El Palotal y las adyacencias al complejo recreacional y turístico La Guadalupana, acusan ausencia del servicio de recolección de basura, pero refieren que dicho vertedero acumula grandes cantidades de desechos que ocasionan problemas de toxicidad y contaminación en toda el área.

Al parecer los espacios fueron pensados sin considerar el crecimiento urbanístico de la ciudad y ahora, tras situarse cerca de zonas habitadas, se convierte en un problema serio de salud pública.

Piden a la Alcaldía de Maracaibo considerar la reubicación de estos espacios.

¿Maracaibo bella?

Tanto la Gobernación Bolivariana del Zulia, como la Alcaldía Bolivariana de Maracaibo, en mancomunidad desarrollan el proyecto de embellecer a Maracaibo, una ciudad que ha padecido años de una pésima gestión municipal de quienes fungieron de burgomaestres en los dos últimos períodos de gestión. No obstante, reubicar Recimara, sacarla del espacio donde se encuentra sería una de las iniciativas más acertadas que la Alcaldía, ente a quien compete directamente esta reubicación, podría ejecutar en procura de mejorar la calidad de vida medioambiental de la ciudad.

NAM/Ernesto Ríos Blanco