• ¡SEGÚN ESTUDIOS! La Luna se está encogiendo y tiembla constantemente

    La Luna se está encogiendo lentamente con el tiempo, lo que está causando arrugas en su corteza y algunos terremotos lunares, según se observa en fotos capturadas por el Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA.

    A diferencia de la Tierra, la luna no tiene placas tectónicas. En cambio, a medida que el interior de la Luna se ha enfriado durante los últimos cientos de millones de años, la superficie se ha arrugado al encogerse. A diferencia de la piel flexible de una uva cuando se encoge cuando se vuelve pasa, la corteza quebradiza de la Luna se rompe. Esto crea acantilados de escalones llamados fallas de empuje cuando parte de la corteza empuja hacia arriba y sobre otra parte cercana de la corteza.

    Ahora hay miles de acantilados dispersos en la superficie de la luna, con un promedio de unos pocos kilómetros de largo y decenas de metros de altura. El Orbiter ha tomado fotos de más de 3.500 de ellos desde 2009. En 1972, los astronautas del Apolo 17 Eugene Cernan y Harrison Schmitt tuvieron que ascender uno de estos acantilados, el escarpe de la falla Lee-Lincoln, al zigzaguear el vehículo lunar sobre él.

    Hoy la luna está 50 metros más “delgada” debido a este proceso. Y a medida que se reduce, la luna produce activamente sismos lunares a lo largo de las fallas. Los investigadores volvieron a analizar los datos sísmicos que tenían de la luna para compararlos con las imágenes recopiladas por el Orbiter.

    Los datos de los sismómetros colocados en la luna durante las misiones Apolo 11, 12, 14, 15 y 16 revelaron 28 terremotos de Luna registrados entre 1969 y 1977. Los investigadores compararon la ubicación de los epicentros para esos terremotos con las imágenes de las fallas tomadas por el Orbiter. Al menos ocho de los terremotos ocurrieron debido a la actividad a lo largo de las fallas. Esto descarta la posibilidad de impactos de asteroides o ruidos al interior de la luna.

    Esto significa que los sismómetros del Apollo registraron la disminución de la luna, dijeron los investigadores. El estudio de los datos sísmicos de Apollo y el análisis de más de 12.000 de las fotos del Orbiter se publicaron el lunes en la revista Nature Geoscience.

    “Es realmente extraordinario ver cómo se combinaron los datos de hace casi 50 años y de la misión [Orbiter] para mejorar nuestra comprensión de la Luna y sugerir dónde deberían ir las misiones futuras para el estudio de los procesos interiores de la Luna”, dijo en una declaración John Keller, el autor del estudio y científico del proyecto Orbitador de Reconocimiento Lunar en el Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA.

    NAM/CNN-. 

    Loading...