• ¿QUIÉN RESUELVE ESTE VIEJO PROBLEMA? Yukpas trancan vías, amedrentan, quitan dinero, e invaden calles como y cuando quieren (Fotos)

    El tema de la comunidad indígena yukpa es tan delicado como añejo, porque, representa un serio problema que lejos de resolverse, se agrava. En horas de la mañana del día martes, 14 de junio de 2022, a la altura del Kilómetro 18 Vía a Perijá, obstruyeron –como de costumbre- con troncos y piedras la carretera obligando a los conductores de particulares, camiones, camionetas y unidades autobuseras a “bajarse de la mula” con una “colaboración” en una especie de improvisado y obligado peaje, en medio de dos puntos de control de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

    Patriotas Cooperantes que viven en La Villa del Rosario, informaron a esta redacción que cerca de las 9.00 de la mañana, los indígenas obstruyeron el paso generando una larga cola de vehículos, negándose a desbloquear el camino hasta tanto les “colaboraran”. Para persuadir a conductores a que “den la colaboración” se hacen de piedras y palos, y “exigen” el cobro de manera amenazante: “Eso es todos los días, no es nuevo, hace más de dos años que vienen realizando esta práctica sin que haya alguna autoridad que les ponga un coto, les ponga orden, esto es un amedrentamiento contra los conductores”.

    Las declaraciones corresponden a una patriota cooperante que no reveló su identidad por resguardar su integridad, pero añadió que “a los camioneros les tienen un hueco hecho; hoy (ayer) bajaron a un conductor de una cava y le obligaron a que les diera gasoil, cuando ellos tienen una estación de servicio asignada donde les dan 3 mil litros de gasoil, esto se llama delito y no hay guardia ni policía que los detenga”.

    Inclusive, le han caído a piedra a los camioneros que no se detienen, que se niegan a “colaborar”, manifestó la dama cooperante.

    En Maracaibo, la misma práctica

    Esta modalidad no es nada nueva tampoco en Maracaibo. En el peralte vial que está entre Maracaibo y San Francisco, ese que conduce desde la Circunvalación Uno hasta la Circunvalación Dos a la altura de la entrada a Sierra Maestra, allí tienen años asentados.

    Se trata de una comunidad grande de yukpas que hicieron de esa una zona suya, donde allí cohabitan, comen, hacen sus necesidades, amenazan a los transeúntes, colocan troncos y piedras en la vía, tensan una cuerda de trapo o de mecate para que los conductores les den dinero y se molestan con el que no “colabora”.

    Tienen sus leyes, ¿y las del estado?

    No ha habido gobierno de ninguna de las tendencias políticas que haya logrado resolver este problema ni en Maracaibo ni en la subregión Perijá. Los yukpas son los amos del lugar donde se asienten y nadie puede contradecirles.

    ¿Qué piden los yukpas?

    El problema con la comunidad yukpa es que un grueso de ellos está desplazado y se han ido a las ciudades a mendigar. Piden dinero, viven nómadas y llevan esas costumbres a las ciudades generando un problema social.

    En Maracaibo, por ejemplo, hay denuncias de asaltos a transeúntes y de problemas con los conductores que transitan por la zona donde levantan la cuerda para obligar a la gente a detenerse.

    En ese peralte, que es una isla vial, allí tienen sus casas hechas a base de palma y enea, allí viven, duermen, cocinan, hacen sus necesidades y comen. Por ley no deben estar allí, sin embargo, de allí no los saca nadie.

    Los yukpas siguen pidiendo tierras, que se respete la traza original que les da dominio sobre un espacio de tierra fértil donde están algunas agroproductoras, así como también atención en materia de salud, pero sus métodos no han surtido efecto y, por el contrario, se han convertido en un dolor de cabeza que ningún analgésico puede quitar.

    “En Machiques y en toda esta subregión somos testigos de que se les ha entregado maquinaria, hasta tractores para que trabajen, pero no les gusta trabajar, es más fácil trancar las calles y mendigar, es más fácil robarles a los camioneros el diésel o tensar una cuerda para obligar a la gente a pagarles para transitar y es más fácil vivir en las condiciones en las que viven” señaló indignada la informante.

    En 2021 se fueron hasta Residencia Oficial

    Finalmente, luego de insistir seis veces para hablar con el entonces gobernador Omar Prieto, los yukpas por fin lo lograron llevando un pliego de peticiones. Una de las demandas es la orden dada por el ex presidente Hugo Chávez de pagar las haciendas y un plan de inversión y desarrollo de cada una de estas, de acuerdo con un plan elaborado por el Instituto Nacional de Tierras (INTI), el Ministerio de Agricultura y Tierra y la Gobernación del Zulia regida por el entonces gobernador Arias Cárdenas. Esperaban por el recurso para poner a producir estas haciendas que se entregaron.

    Exigieron, además, arreglo de las vías agrícolas que están dañadas. Chaktapa y Kuse tienen seis años aisladas e incomunicadas. Pierden sus cosechas. Allí no pueden entrar ni las motos, manifestaron en esa ocasión.

    La salud está en crisis. Hay enfermos de tuberculosis, hepatitis B con el Virus Delta, paludismo, leishmaniasis, picadas de culebra, desnutrición infantil y de adultos.

    La inseguridad también les afecta, «es un asunto serio. Allí está la presencia de policías sicarios. Tráfico de gasolina y de ganado hacia Becerril y río de Oro Catatumbo colombiano. Hay presencia de grupos armados colombianos», dijo en ese instante el cacique Sabino Romero hijo.

    A ciencia cierta no se sabe cuántas de estas demandas fueron cumplidas, pero, de las protestas por lograr que se honren estas peticiones a lo que está ocurriendo hoy en la vía a Perijá y en Maracaibo, en relación con una ocupación ilegal y fuera de ley, el amedrentamiento con piedras, las amenazas y el quitarles el gasoil a los camioneros a fuerza de presión, no está casado con un petitorio de deudas, sino con hechos asociados al vandalismo.

    “Estaba en la buseta que me trajo de Maracaibo a La Villa (del Rosario) me asomé por la ventana y uno de ellos, con tremenda roca en la mano, me miró con rabia y me gritó que, si había colaborado mostrándome la piedra, me dio mucha rabia, pero miedo a la vez, le dije que sí, que ya había dado y me senté, esto es inaceptable”, relató la informante anónima que además aportó las fotografías que visten esta información.

    Los pasajeros, los conductores de transporte masivo y, especialmente, los conductores de camiones y gandolas de carga pesada, de mercancía y alimentos exigen al gobierno, tanto al nacional como al regional, tomar cartas en el tema y resolver lo que hasta ahora es una deuda añeja.

    NAM/Comunidades

    Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

    Visita nuestro sitio web https://noticiaalminuto.com/

    Twitter: https://bit.ly/3kpAtzz

    Instagram: https://bit.ly/3jh0TnE

    Telegram: https://bit.ly/3Dvclo3

    Grupo de WhatsApp: https://chat.whatsapp.com/GlOEXjCuQ5I1uQbVzZig4m