• ¿QUÉ DERECHOS TIENEN LOS MIGRANTES EN EEUU? Frustración y rechazo por las nuevas restricciones de asilo

    La aprobación por parte de la Corte Suprema de EE.UU. a la petición hecha por el presidente Donald Trump de limitar la capacidad de migrantes que solicitan asilo a ese país ha causado rechazo y desesperación entre quienes pretendían ingresar a territorio estadounidense.

    Ahora, las personas que tienen como destino EE.UU. deben solicitar previamente refugio en un tercer país mientras esperan que se resuelva su situación migratoria para ingresar a territorio estadounidense.

    En julio pasado, el mandatario informó que cambiaría la política de asilo en su país, que contemplaba la protección de las personas indocumentadas al cruzar la frontera sur con México. Esta decisión no fue aprobada por un juez en California por lo que el litigio llegó hasta la Corte Suprema.

    Desesperación entre los migrantes

    La medida, que afecta principalmente a los migrantes centroamericanos que cruzan México, ha causado frustración y desesperación, según sus testimonios.

    Bajo esta nueva medida resultan inelegibles para solicitar asilo la mayoría de migrantes que llegan regularmente a la frontera sur del país norteamericano desde varias naciones latinoamericanas, así como de África y Asia.

    Una de las personas entrevistadas hizo referencia a la larga espera, de seis meses, para cumplir con todos los requerimientos legales, que finalmente no condujo a nada.

    Otra consultada explicó desde un refugio en Ciudad Juárez (México) que entre los migrantes “hay personas honestas que quieren ir a trabajar, salir adelante en el país de los sueños”.

    Finalmente, una mexicana desde Tijuana afirmó que considera “difícil” que su país dé asilo a tantas personas debido a la situación que se vive.

    Reacciones de otros gobiernos

    El Gobierno de México rechazó la medida y manifestó que podría afectar a sus instalaciones migratorias, ya saturadas.

    El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha reiterado que su país no será un ‘tercer país seguro’, lo mismo que ha descartado Honduras.

    Por su parte, Guatemala firmó un acuerdo con EE.UU. para recibir a migrantes centroamericanos que sean deportados desde el territorio estadounidense mientras se resuelve su solicitud de asilo.

    ¿Qué derechos tienen los migrantes?

    Si bien EE.UU. es conocido como un país de migrantes, en la Administración Trump se han incrementado las redadas y controles migratorios, por lo que muchos se preguntan sobre cuáles son sus derechos en ese país y de qué manera pueden protegerlos.

    Entre los inmigrantes se encuentran:

    • Indocumentados

    Alcanzan la cifra de 11 millones de personas y suelen poseer el pasaporte de su país o una matrícula consular.

    Además, hay tres estados de EE.UU, más el distrito de Columbia, que les otorgan licencia de conducir, que es válida para presentarla ante la Policía pero no a las autoridades migratorias.

    La personas en estado migratorio irregular tienen los derechos que consagra la Constitución, que protege a todas las personas tengan o no papeles, entre los que se encuentran: un día en la corte para defender la permanencia y evitar ser deportado, un abogado y el derecho a no contestar ninguna pregunta sin su defensor presente.

    • Las familias mixtas

    Estas se dan cuando los padres son indocumentados pero los hijos son estadounidenses.

    Para demostrar que son familias de este tipo, los padres deben añadir a su pasaporte o matrícula consular el certificado de nacimiento de sus hijos, donde se corrobora que nacieron en ese país, y también la identificación escolar de los pequeños.

    En cuanto a sus derechos, se estipula un subsidio de alquiler de vivienda, pues basta que uno de los miembros de la familia sea ciudadano o residente estadounidense para recibirlo. Sin embargo, la Administración Trump está trabajando para cambiar la norma y exigir que todos los miembros de la familia estén en situación regular para recibirlo.

    Los padres de niños estadounidenses pueden ser deportados en cualquier momento pero las organizaciones advierten que hay varias vías para permanecer en el país, por lo que subrayan que deben esperar una orden final de expulsión antes de abandonar EE.UU.

    • Refugiados 

    Desde que el mandatario estadounidense comenzó su gestión, las personas en este estatus pasaron de 110.000 en 2017 a 30.000 en 2019.

    Quienes sean refugiados o en estatus de protección temporal poseen una autorización de empleo, licencia de conducir, tarjeta de identificación y pasaporte de su país.

    • “Dreamers”

    En este grupo se encuentra los menores que llegaron a EE.UU. indocumentados.

    Se estima que sean unas 3.600.000 personas, de las cuales 800.000 han recibido el apoyo del programa federal Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), que frena de manera temporal su deportación por haber ingresado a territorio estadounidense sin alcanzar la mayoría de edad.

    Este grupo, que no suele poseer pasaporte de su país, tiene autorización temporal de trabajo y licencia de conducir.

    • Ciudadanos 

    En total son 330 millones de ciudadanos, todos los protegidos por la Constitución.

    Sus derechos están garantizados, en un principio, y poseen pasaporte, permiso de conducir y seguridad social. Sin embargo, en cuanto a los derechos civiles, algunos ciudadanos de origen latinoamericano han denunciado que se les intercepta en redadas o controles migratorios por el color de su piel o por hablar español.

    Esto implica una violación de sus derechos debido a que es ilegal cualquier detención que se base en la raza, origen o religión.

    NAM/RT

    Loading...