• ¡POR NOVENO DÍA CONSECUTIVO! Continúan las protestas en Barcelona, tras el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél

    Las convocatorias han ido decreciendo en intensidad, aunque se espera que se pueda producir de nuevo algún altercado.

    Este miércoles continúan las protestas en Barcelona por el ingreso en prisión del rapero Pablo Hasél, condenado a nueve meses y un día de cárcel por los delitos de enaltecimiento del terrorismo y de injurias y calumnias contra la Corona. Es el noveno día consecutivo que se convocan concentraciones y marchas en favor de la liberta de expresión y contra la represión policial.

    Esta noche, en la ciudad de Barcelona, en el barrio gótico, un grupo de personas, mucho menor al de los días anteriores, se congregó en la plaza del Rei, donde no se ha registrado ningún incidente.

    Donde sí hubo desmanes y enfrentamientos con las fuerzas de seguridad fue en Vilanova i La Geltrú, en la provincia de Barcelona. Según informaron los Mossos d’Esquadra, recién iniciada la manifestación, algunos grupos de personas levantaron barricadas con contenedores de basura le prendieron fuego, en la zona cercana a Plaza de los Cuarteles.

    Además, según notificó la policía, algunos rompieron, con extintores, varios escaparates de establecimientos comerciales en la zona de La Rambla.

    La jornada del martes terminó de nuevo con un pequeño grupo de manifestantes protagonizando incidentes, como la quema de contenedores y enfrentamientos con los Mossos d’Escuadra, la Policía regional catalana, aunque fueron de menor importancia que las registrados los días precedentes.

    Se espera que tenga lugar una protesta más multitudinaria el próximo sábado, 27 de febrero, en la ciudad catalana de Lleida, de donde es oriundo Hasél y en cuyo centro penitenciario se encuentra cumpliendo condena. Así, desde algunos de los grupos organizadores de la protesta se ha hecho un llamamiento para que se acuda a esa localidad desde otros puntos del país.

    Desde el pasado 16 de febrero, cuando Hásel ingresó en prisión, los cuerpos policiales han detenido a 113 personas en Cataluña, la mayoría de ellas en Barcelona, de las que 33 son menores de edad. Del resto, dos ciudadanos han ingresado en prisión provisional.

    Además, 77 personas han tenido que ser atendidas por los servicios médicos de emergencias. El caso más grave fue el de una mujer que el pasado 17 de febrero perdió un ojo como consecuencia del disparo de un proyectil de foam por parte de un agente policial.

    Asimismo durante estos días se han producido destrozos tanto en mobiliario urbano como en bienes privados, como vehículos o escaparates de comercios. Así, el pasado domingo los empresarios cifraban las pérdidas por los saqueos y los daños en 750.000 euros. Por su parte, desde el Ayuntamiento de Barcelona se ha comunicado que 292 contenedores de basura han sido quemados.

    NAM/RT

    Loading...