• ¡POR INCITAR A PROTESTAS! Vicepresidente de Ecuador confirma la detención de venezolanos

    La situación de caos y anarquía que hay en Ecuador en estos momentos ya no solo representa la implosión social de una crisis económica y política por un conjunto de medidas gubernamentales que le pasan factura al bienestar de la población ecuatoriana. Ya es también un conflicto geopolítico regional y diplomático entre el gobierno de Ecuador, presidido por Lenín Moreno, y el gobierno de Venezuela, controlado de facto por Nicolás Maduro.

    Y es que luego de la denuncia de Moreno sobre un presunto plan conspirativo fraguado entre el expresidente ecuatoriano Rafael Correa y Nicolás Maduro para desestabilizar su gobierno y propiciar el regreso de la izquierda ecuatoriana al poder (aliada del chavismo), quedó en evidencia la tan sonada polémica, pues el vicepresidente de Ecuador, Otto Sonnenholzner, confirmó de manera indirecta la detención de ciudadanos venezolanos que presuntamente habrían sido enviados por Maduro para contribuir al aumento de la tensión en las protestas callejeras en la capital Quito y Guayaquil.

    El vicepresidente dijo que “han sido detenidos una gran cantidad de ciudadanos de otras nacionalidades, sobre todo del país (Venezuela) del señor de los bigotes” (en referencia a Nicolás Maduro). Lo afirmó la noche del martes en una entrevista en CNN en Español.

    El funcionario ecuatoriano aseguró que Maduro se burló de la situación del país andino cuando ayer aseguró que “con solo mover el bigote puede tumbar gobiernos”. Lo dijo en un acto político transmitido por VTV.

    Según Maduro, lo que ocurre en Ecuador no es su culpa, sino que “es la expresión de un pueblo que se niega a la implementación del modelo capitalista y empobrecedor del Fondo Monetario Internacional” (ese organismo financiero le aprobó un préstamo de $4.000 millones al gobierno de Moreno).

    Por su parte, el presidente ecuatoriano Lenín Moreno visitó la noche de este martes el Puente de la Unidad Nacional, donde saludó a los policías y militares que resguardan la seguridad de esa zona para evitar mayores focos de disturbios en Guayaquil tras los recientes saqueos.

    No se descarta que el actual conflicto que también enfrenta a los gobiernos de Ecuador y Venezuela tenga repercusiones en la política migratoria del gobierno ecuatoriano hacia los ciudadanos venezolanos que planean emigrar a ese país, así como los venezolanos que ya están residiendo en suelo ecuatoriano, pero que deben regularizar su estatus migratorio tras la imposición del gobierno de Moreno de una visa humanitaria para los inmigrantes venezolanos.

    Ricardo Serrano

    Loading...