miércoles 21 de febrero de 2024

¡PESE AL REPUNTE DE LA COVID-19! España descarta confinamiento domiciliario total

El Gobierno español desestima un nuevo confinamiento total de la población para frenar el aumento constante del contagio de covid-19 desde hace un mes, a pesar de que alguna región lo ha pedido ya.

«Algunas comunidades autónomas (regiones) con incidencias muy altas fueron capaces de revertir la situación este otoño aplicando las medidas disponibles», argumentó este miércoles la viceministra de Sanidad, Silvia Calzón, en alusión a cierres perimetrales regionales y municipales, toques de queda y restricciones comerciales y sociales.

También advirtió de los efectos para «la salud mental y física» de un confinamiento tan duro como el de la primavera pasada en España, cuando solo se podía salir de casa para trabajar, comprar alimentos y por motivos médicos, e infinidad de establecimientos y actividades socioeconómicas estuvieron paralizadas.

El país estuvo entonces en estado de alarma, entre mediados de marzo y junio, que fue reactivado el 25 de octubre para contener la segunda ola de la infección.

Según los últimos datos nacionales, publicados ayer por el Ministerio de Sanidad, las regiones españolas registraron 23.700 nuevos positivos en las 24 horas anteriores y 352 muertos.

La incidencia por 100.000 habitantes en los 14 días últimos subió a 296,29, cuando era inferior a 190 el 9 de diciembre pasado.
Cerca de dos millones de personas se han contagiado y unas 51.500 han muerto en el país desde que comenzó la plaga.

ENDURECER LAS RESTRICCIONES

Es previsible que la tendencia se agrave por el temido efecto de las celebraciones navideñas, que terminan hoy, pese a que solo se permitían los desplazamientos entre regiones para reunirse de manera limitada con familiares y allegados, no por ocio o vacaciones.

Parte de las regiones vuelven a endurecer las restricciones, aumentan las horas del toque de queda nocturno, limitan el horario y la actividad de establecimientos comerciales y de hostelería y solo permiten la entrada y salida de sus territorios y localidades por motivos como trabajar.

Castilla y León (centro norte) pedirá al Ejecutivo poder decretar un confinamiento domiciliario «corto, pero eficaz» para contener la propagación vírica.

Y Cataluña (noreste) le demanda que sea obligatorio teletrabajar para las profesiones en que esto sea posible.

A falta de datos de toda España por ser la festividad de los Reyes Magos, esta región notificó hoy 4.451 nuevos casos y 75 muertes; Andalucía (sur), 2.391 contagiados y 18 fallecidos; y Murcia (sureste) batió su récord con 1.107 infectados en un día, además de cuatro defunciones.

Calzón explicó que la nueva cepa detectada en el Reino Unido no es dominante en España todavía y subrayó que el incremento de contagios es desigual, pues la transmisión es más alta en Extremadura (oeste), Cataluña, Valencia (este) y Madrid.

Tras los retrasos de días anteriores en la vacunación,
Calzón defendió la capacidad de la sanidad pública española para desarrollar la campaña de inmunización masiva, aunque reconoció que es más compleja que en el caso de la gripe.

Más de 139.000 personas fueron vacunadas hasta ayer en España (47,3 millones de habitantes), lo que supone un 18,7 % de las 743.925 dosis de la farmacéutica Pfizer distribuidas por el Gobierno a las regiones.

NAM/EFE