domingo 21 de abril de 2024

#OPINIÓN || «La familia venezolana está en riesgo y es socialmente vulnerable» || Dra. Carmen Rosa Blanco

Tanto la familia, como los individuos que la integran, (ambas), pueden considerarse como un sistema, entendiendo por sistema: «Un complejo de elementos interactuantes, que dan respuestas totales, es decir, que un cambio en una de las partes del sistema, provoca un cambio en todas las demás y en el sistema total.» (Watzlawick, 1986).

Es importante entender que hoy no es posible concebir que la familia es aquella integrada por personas aisladas, donde unos mandan y otros obedecen, o desobedecen. Los asuntos del hogar nos afectan a todos, a pesar de que cada uno tiene sus intereses Y motivaciones y carácter particular, precisamente porque es un sistema.

El contexto familiar es un sistema donde entra y sale información. La información entra o sale por todo el aparato sensorial que poseemos. En tiempos actuales esto se amplía mediado por ciertos dispositivos tecnológicos y técnicos, a los cuales se requiere acceder.

La realidad social venezolana, tipificada en el último estudio sobre condiciones de vida y vulnerabilidad (ENCOVI, 2023), cuyos resultados se dieron a conocer en marzo del presente año, dice que el 71% de acompañamiento de los hijos en edades comprendidas entre 12 y 24 años, en las tareas escolares, es realizado por las madres.

Ahora bien, para brindar acompañamiento pedagógico en el hogar, (como reporta ENCOVI, 2023), se requiere disponer de algunos elementos puntuales como: acceso a internet, acceso a dispositivos (Teléfono inteligente, computadoras, Tablet,…) que permitan tanto a las madres, como a los estudiantes, (al sistema familia) poder brindar y recibir información actualizada para ese acompañamiento pedagógico que todo escolar requiere en su hogar. Además, es muy importante tener una comunicación permanente con el personal docente de las escuelas de los hijos.

Los números de la ENCOVI dicen, que en la población encuestada, el 54 % no tiene acceso a Internet, el 51% no tiene acceso a dispositivos, (teléfono, computadora, tablet) el 36% requiere más información para poder orientar en las tareas y el 30% necesita más interacción con el personal docente.

En este sentido, si resulta cierto, como decimos inicialmente, que la familia es un sistema abierto, entonces existe una distorsión en el buen funcionamiento de ese sistema, porque están faltando las condiciones para que en el sistema fluya la necesaria información con lenguaje sistémico, es decir, que la familia sea verdaderamente un buen soporte  y refuerzo de las actividades escolares. 

También se revela en los resultados, una desproporción porcentual de acompañamiento pedagógico en el hogar: 71%, las madres, 7% los abuelos, 5% los padres, 4%, otras personas y 10% nadie brinda acompañamiento pedagógico en el hogar.

¿Están estas madres en condiciones y capacidad de brindar ese adecuado asesoramiento pedagógico, habida cuenta de la escasez de los recursos necesarios? y el resto del sistema familiar, aunque participan poco en las asesorías del hogar, también están desventaja informativa y actualizada.

Es una situación que amerita intervención profesional, pero sobre todo sensibilidad social para ver eso como un problema social que nos atañe a todos.

Por otra parte, puede interpretarse según la información estadística que aporta ENCOVI, el alto riesgo de vulnerabilidad social de la familia venezolana. ¿Cómo es vulnerable? – Es vulnerable porque está en desventaja económica, política, cultural y educativa, para tener un pleno desarrollo de sus integrantes, especialmente los jóvenes, a su crecimiento personal y profesional.

Creo firmemente que intervenir esta problemática solo requiere hacer vida lo establecido en la Constitución Nacional, sobre los derechos de los individuos y de la familia. Hacerlo un asunto de interés y si valoramos este aporte de ENCOVI, como instrumento valioso para la discusión en todos los ámbitos, especialmente el político, porque Venezuela necesita más de sus almas, es decir sus jóvenes, sus familias, sus habitantes, que de armas que pueden ser destructivas para ellas.

En tiempos de reflexión por la Semana Santa, y de campaña electoral, sugiero que la prioridad sean los hijos de Venezuela, para que se preparen, se queden en su país con incentivo de futuro próspero, los que se han ido regresen si así lo desean y no tengan que someterse a la condición de extranjeros. Que no tengan que irse a buscar futuro en otro país, lejos de su familia y sus raíces, expuestos a cualquier peligro, es decir vulnerables, solo porque en Venezuela quedarse sería un riesgo…

NAM/Carmen Rosa Blanco/Educadora

Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

Visite nuestro sitio web:
https://noticiaalminuto.com/

X:
https://noticiaalminuto.com/twitter

Instagram:
https://noticiaalminuto.com/instagram

Telegram:
https://noticiaalminuto.com/telegrama

Grupo de WhatsApp:
https://noticiaalminuto.com/whatsapp