• ¡NO PIERDA LA PASIÓN! Cómo usar el condón sin sentirlo, tu pareja no tendrá pretexto

    Si hay algo que no puede faltar a la hora de explorar nuestra sexualidad o vivir la intimidad en pareja es elegir el método anticonceptivo que emplearemos. Más allá del embarazo hay varias enfermedades por prevenir, por ello te contaremos cómo usar condón sin sentirlo, tu pareja no tendrá pretexto. 

    Si bien, ya hemos dejado en claro que una pareja que se niega a usar un método de protección es alguien que definitivamente no debe estar contigo, no podemos dejar de mencionar que la queja principal de muchos hombres es que “no se siente igual”. Algunos insisten que aunque el condón sea delgado se siente, entonces ¿qué procede? 

    Incluso algunas mujeres han expresado que los condones les provocan pequeñas molestias y que eso impide que disfruten por completo de las relaciones sexuales o que incluso, limiten su capacidad de sentir orgasmos.

    Aproveche la variedad

    Si tu pareja y tú han decidido emplear este método de prevención y salud, es importante que conozcan la gran variedad de condones que existen en el mercado. No solo pueden variar en cuanto al material con el que están elaborados porque algunos somos alérgicos al látex.

    También debemos reconocer que hay algunos con textura, otros con sabor, unos ultrafinos, y elegir entre ellos podría hacer una gran diferencia. No está de más probar con las diferencias y llegar a un consenso.

    Mejora la experiencia

    Maureen Miller, investigadora sexual, reveló que hay un truco muy interesante que puede hacer una gran diferencia, así la comodidad será mayor para ti y para tu pareja. Lo único que deben hacer es colocar un poco de lubricante en el interior del condón antes de que tu pareja se lo ponga, específicamente lubricante a base de agua.

    La gran mayoría de los condones que encontramos en el mercado vienen con lubricación externa, pero con este detalle la experiencia será otra para tu pareja y al tratarse de unas cuantas gotas, no habrá riesgo de que el condón se rompa o se salga, por lo menos nada fuera de lo habitual.

    Miller señala que no es fácil que se rompa un condón, pero que tampoco es imposible, cuando esto ocurre es porque el condón no se colocó apropiadamente, pues la punta debe apretarse mientras el condón se desliza y deja espacio para la eyaculación, cuando no es así, revienta. No tiene nada que ver con el lubricante que han agregado.

    El condón no es pretexto para no ponernos creativos. Puedes colocarlo usando la boca, la lengua, las manos, hacer de ese momento algo muy erótico para que ambos aumenten su nivel de excitación.

    En pocas palabras, la clave está en emplear lubricante de agua y si lo empleamos también en nuestra vagina, nuestro clítoris, la experiencia será suprema para los dos.

    NAM/Soy Carmín

    Loading...