miércoles 12 de junio de 2024

¡MÁS DE 3 MILLONES DE JÓVENES LO SUFREN! ¿Por qué me sale acné y cómo se me puede quitar?

El acné es la enfermedad más frecuente del ser humano y afecta especialmente a los adolescentes. Se calcula que 3,5 millones de jóvenes sufren este trastorno multifactorial de la piel que se genera en los folículos pilosebáceos de la cara, el pecho o la espalda. Aunque, generalmente, es una dolencia leve, puede agravarse, condicionar la calidad de vida y provocar otras afecciones importantes como depresión, ansiedad o fobia social.

El acné es una alteración de la piel causada por la inflamación de la glándula sebácea y el folículo piloso. Los gérmenes, presentes en la piel, provocan una infección de dicha zona con la consiguiente respuesta inflamatoria y el aspecto típico de las lesiones.

En el acné también influyen factores hormonales, hereditarios y psicológicos que aumentan el exceso de grasa de la glándula sebácea. En general, afecta a adolescentes y a adultos jóvenes, y tiende a resolverse con los años. Concretamente, en varones jóvenes tiende a solventarse entre los 20-25 años; mientras que, en mujeres, puede persistir hasta los 30-40 años.

Síntomas

  • Quistes en la piel
  • Comedones
  • Pústulas
  • Cicatrices

Tipos

Grado 0 o preacné: Es la respuesta de la piel a diferentes mecanismos irritantes, ya sean por agentes ambientales como por patologías de naturaleza genética, el resultado último es el incremento del grosor, particularmente en el estrato córneo

Grado I o acné comedogénico: comedones y pápulas- Suele aparecer durante la adolescencia, pero también se puede manifestarse después. Se presenta principalmente en la cara (las mejillas, la nariz y la frente) y con menos frecuencia en la espalda.

Grado II o acné papulo-pustulos: Este tipo de acné es la presencia de pápulas y pústulas. Las pápulas son elevaciones duras de la superficie de la piel, que se producen cuando un folículo se obstruye y se inflama. Pueden generar dolor. Las pústulas son elevaciones que además contienen grasa y en algunos casos pus. Este segundo tipo de elevación presenta bacterias o gérmenes que es lo que hace que el grano se llene de pus.

Grado III o acné pustuloso-nodular: Se caracteriza por presentar lesiones altamente inflamatorias, con número variable de comedones, varias pápulas o pústulas y lesiones nódulo quísticas.  Un nódulo es una lesión indurada de 1 cm de diámetro o mayor que generalmente es dolorosa. El acné nódulo quístico severo se caracteriza por presentar una mayor probabilidad de cicatrices por su respuesta inflamatoria.

Grado IV o acné quístico: El acné quístico, forma nódulos y quistes, requiere especial atención pues en su evolución pueden dejar cicatrices residuales, que son la secuela más importante del acné. Algunos pacientes pueden presentar formas más graves de acné que asocian fiebre y mal estado general (acné fulminans) y que requieren tratamiento sistémico precoz.

Lesiones

No inflamatorias: comedones cerrados y abiertos «puntos negros”.

Inflamatorias: pápulas rojizas, pústulas, nódulos y quistes.

Causas 

El acné común o vulgaris aparece cuando los folículos pilosos de la piel se obstruyen por la presencia de grasa o células muertas. El acné no está causado directamente por la grasa de la dieta, pero, en ocasiones, la persona lo relaciona con determinados alimentos como chocolate, etc. En esos casos se debe restringir el consumo de estos alimentos.

Prevención

Es indispensable mantener una rutina de limpieza e hidratación de la piel, con productos específicos que remueven impurezas, tienen acción exfoliante, protegen contra bacterias e hidratan sin obstruir los poros. Para la prevención del acné, también es importante invertir en una dieta saludable y balanceada, con menos carbohidratos de alto índice glicémico, como azúcar, harina, lácteos y chocolate. Y, si es posible, reducir el nivel de estrés.

Sin embargo, en algunos casos no hay cómo evitar el surgimiento de las lesiones, principalmente cuando hay histórico familiar o cuando la piel del adolescente es más oleosa y favorece la aparición de clavos y espinillas. En ese caso, lo mejor es iniciar el tratamiento lo más rápidamente posible, para aumentar la posibilidad de diagnosticar y reducir el problema más rápidamente.

NAM/Génesis Suárez/Pasante/Clínica Universidad de Navarra/Agencias

Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

Visita nuestro sitio web:
https://noticiaalminuto.com/

Twitter:
https://noticiaalminuto.com/twitter

Instagram:
https://noticiaalminuto.com/instagram

Telegram:
https://noticiaalminuto.com/telegram

Grupo de WhatsApp:
https://noticiaalminuto.com/whatsapp