• ¡LA ONIC SE PRONUNCIA! Polémica por desalojo de 500 indígenas venezolanos en Cúcuta

    La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) anunció que denunciará internacionalmente el desalojo llevado a cabo por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) es una unidad especial de la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional de Colombia, a un grupo de más de 500 niños, jóvenes, mujeres y mayores del Pueblo Indígena Yukpa asentados en el sector El Escobal y debajo del puente Internacional ‘Santander’ en Cúcuta, Norte de Santander.

    “La Cancillería del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia no ha reconocido ningún tipo de estatus internacional correspondiente a la legislación vigente, que permita atender de manera urgente a esta población, asumiendo su condición de ilegales, desconociendo su condición de Pueblo Indígena binacional transfronterizo”, señaló la ONIC en un comunicado de prensa.

    La situación de los Yukpa en la frontera refleja las contradicciones gubernamentales frente a la enorme migración desde Venezuela. Mientras el Presidente Juan Manuel Santos anunció la emisión de normas que permitan la atención en salud y educación a la población migrante de Venezuela a Colombia, la Alcaldía de Cúcuta ha tomado la decisión de expulsar a las familias indígenas.

    La Defensoría del Pueblo señaló días atrás que el tratamiento institucional debe ser el mismo que para cualquier otro pueblo indígena colombiano afectado por crisis en su territorio ancestral. “Cualquier alternativa que se explore debe considerar el punto de vista de las autoridades y comunidades indígenas yukpa del lado colombiano, puesto que puede tener consecuencia en la convivencia y en la administración de los recursos disponibles”, señaló la Defensoría en un documento sobre la situación en la frontera.

    NAM/El Espectador

    Loading...