• ¡INFLACIÓN CAMPANTE!  La quincena se vuelve sal y agua (+VIDEO)

    A pesar de que a partir del 1 de marzo el sueldo quedó fijado en 392 mil 646 bolívares luego de que el presidente Nicolás Maduro anunciara un incremento del 58%, la quincena se vuelve sal y agua.

    La cantidad de una quincena es apenas 196 mil 323 bolívares que no son suficientes para poder comprar comida o cubrir gastos de servicios y otras necesidades personales y del hogar.

    La realidad es que empleados de distintos sectores tanto públicos como privados coinciden en que la inflación no permite que los aumentos alcancen para algo, pues al cobrar dicho incremento el mismo ya se lo comió el índice inflacionario, que según la Asamblea Nacional (AN) se disparó en febrero superando el 6 mil por ciento.

    Los ciudadanos pulsados en la calle aseguran que al no poder vivir con uno, ni dos y tampoco tres salarios, se ven obligados a buscar trabajos extras o las conocidas «marañas» para poder «bandearse» y costear los requerimientos del hogar.

    El precio de 1 kilo de arroz supera una quincena, incluso un litro de leche líquida casi la sobrepasa, por lo que las personas manifiestan que la quincena no dura para nada. «No he cobrado y ya debo toda la quincena, o cobro y no dura ni media hora en la cuenta», lamentaron algunos entrevistados.

     

    NAM/ Aylen Bucobo

    José Valbuena: Foto y Vídeo 

     

    Loading...