• ¡DESDE LA RISA DE UN NIÑO HASTA EL CANTAR DE LOS PÁJAROS! Estos son los sonidos que más relajan

    Las olas del mar, el susurro humano, el viento o el pisar de la nieve son sonidos que nos transmiten tranquilidad y nos ayudan a relajarnos, ya que nuestros oídos los consideran agradables.

    Y es que está demostrado –señala Ana Zubiaurre, audióloga y directora del centro auditivo OIDDOS– que desde que estamos en el útero tenemos relación con ciertos sonidos que hacen que nos relacionemos con nuestro entorno, como el latido del corazón de una madre.

    Además, Zubiaurre explica que los sonidos que nos resultan más agradables influyen en el endotelio (tejido que regula el funcionamiento cardiovascular) y añade que «está demostrado que mejoramos nuestra salud si escuchamos estos sonidos y los complementamos con una actividad física frecuente y una buena salud emocional».

    Escuchar estos sonidos que consideramos agradables, insiste, nos ayuda a desestresarnos, mejorar nuestro sentido del humor y otras particularidades de nuestro cuerpo.

    Sonidos que más relajan

    • La risa de un niño
    • Nuestra canción favorita
    • El sonido de la lluvia
    • Pisar la nieve
    • Las olas del mar
    • El sonido de la naturaleza
    • El ronroneo de un gato
    • El canto de los pájaros
    • El fluir de un río
    • El susurro de la persona que quieres

    La música también está considerada un calmante. Zubiaurre manifiesta que a 432Hz es la frecuencia más relajante que existe, considerándose muy beneficiosa por la tranquilidad que transmite.

    ¿Qué sonidos nos producen rechazo?

    Al vivir en un mundo de ruidos estresantes y molestos que oímos a diario, nos acabamos acostumbrando a esos sonidos que nos alteran. La experta asegura que los ruidos pueden afectar muy negativamente sobre la «casi totalidad de los elementos del organismo humano y pueden llegar a perjudicar el sistema respiratorio, nervioso, digestivo y hasta el circulatorio». Y, sobre todo, puede afectar a la salud auditiva. «Por ello necesitamos sonidos relajantes, para desestresar todo nuestro organismo y poder así desconectar del estrés sonoro del día a día».

    El oído humano es capaz de escuchar sonidos con frecuencias de entre 20 y 20.000 Hz. «Nuestro cerebro nos envía la señal de que debemos huir cuando la oscilación de las ondas por segundo es demasiado elevada, pues nos causa malestar, molestias e incluso dolor», expone Zubiaurre. Y es que los sonidos agudos son los que más rechazo producen, pudiendo llegar a producir acúfenos si estos son fuertes.

    La experta asegura que la exposición continuada de nuestro cerebro al ruido diario es dañino para la salud auditiva y hará que perdamos audición. «Está demostrado que la audición de una persona que vive expuesta a sonidos altos o a ciertos sonidos de fábricas, música, etc., con el paso de los años tendrá pérdida auditiva por el desgaste de su oído», indica. Igualmente se puede incrementar el riesgo a padecer insomnio y problemas cognitivos de atención y concentración.

    newsletter

    Al final, nuestro cerebro esta muy conectado al sistema auditivo (oído). Por ello, los sonidos relajantes producen diferentes sustancias en el cerebro que dan lugar a diferentes sentimientos, que pueden ser placenteros o producir miedo, temor e incluso pánico.

     

    NAM/ABC

    Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

    Visita nuestro sitio web https://noticiaalminuto.com/

    Twitter: https://bit.ly/3kpAtzz

    Instagram: https://bit.ly/3jh0TnE

    Telegram: https://bit.ly/3Dvclo3

    Grupo de WhatsApphttps://chat.whatsapp.com/GlOEXjCuQ5I1uQbVzZig4m