jueves 2 de febrero de 2023

¡DA LUZ VERDE! Alemania legaliza el cannabis recreativo

El Gobierno germano aprueba los pilares que permitirán, tras el desarrollo legislativo, que los adultos puedan comprar y consumir hasta 30 gramos de la droga

El ministro de Sanidad, que se opuso a la legalización antes de ocupar la cartera, afirma que la prohibición anterior «no había logrado ningún éxito notable»

El consejo de ministros de la «coalición semáforo», de la que forman parte socialdemócratas, verdes y liberales, ha aprobado hoy los pilares de la legalización del cannabis en Alemania. El ministro de Sanidad, Karl Lauterbach, asegura que con la legalización se garantiza una mejor protección para niños y jóvenes y se aporta seguridad y legalidad a una práctica muy extendido entre los adultos.

En el futuro, los adultos en Alemania podrán comprar, poseer y consumir hasta 30 gramos de «cannabis de placer» sin que por ello el gobierno espere aumento en el consumo. El cannabis y el ingrediente activo tetrahidrocannabinol (THC) ya no serán clasificados como narcóticos, sino como estimulantes.

El cultivo privado será permitido con el límite en tres plantas con flores femeninas por persona adulta que deberán ser protegidas del acceso de niños y jóvenes. Solo los adultos podrán entrar en las tiendas especializadas con licencia y no estará permitida la publicidad ni el negocio de venta por correo. Además del IVA, se planea un «impuesto al cannabis» por separado, basado en el contenido de THC. El objetivo es un precio final al consumidor «que se acerque al precio del mercado negro». Los posibles ingresos fiscales deberían fluir hacia el trabajo educativo sobre el consumo de drogas.

Se permitirá la venta de productos de cannabis para fumar e inhalar o ingerir en forma de cápsulas, aerosoles o gotas, al contrario que los llamados comestibles, como galletas o dulces con cannabis. En sus primeras consideraciones, el Ministerio de Sanidad había previsto vincular la liberación a la proporción de la sustancia tóxica THC en el producto, de manera que no excediese la marca del 15%. Finalmente, sin embargo, se ha prescindido de un límite general de THC debido al esfuerzo excesivo que implicaría su control, pero se contemplará un límite para adultos jóvenes de entre 18 y 21 años «debido al mayor riesgo de daño cerebral relacionado con el cannabis en la adolescencia».

En este sentido, Lauterbach ha mencionado el 10%. «El enfoque adoptado por los Países Bajos sobre el tema del cannabis no es un modelo a seguir para nosotros», ha dicho el ministro, «allí hay un uso liberal y no hay un mercado regulado. No queremos eso aquí».

Quedan sin embargo abiertas varias cuestiones acerca de las normas legales internacionales y europeas que podrían obstaculizar la legalización en Alemania, por lo que todavía no hay fecha fija de entrada en vigor de la nueva normativa. El marco legal ofrece «opciones limitadas para implementar el plan de la coalición», afirma el documento aprobado por el gabinete de ministros. En este contexto se menciona el llamado Tratado de Schengen. El Gobierno se compromete a presentar el proyecto de ley en cuanto se cerciore de que no hay objeciones legales de la UE a su liberación planificada de cannabis.

Antes de ocupar la cartera de Sanidad, Lauterbach, se opuso a la liberación del cannabis, razón por la que expresamente ha evitado presentar la legalización como un gran avance en la política de drogas. Se ha limitado a argumentar que con la prohibición anterior del cannabis, Alemania «no había logrado ningún éxito notable» en los últimos años. Más bien, el consumo había aumentado, en paralelo al comportamiento adictivo problemático.

«La tendencia va en la dirección equivocada», ha declarado el ministro durante el anuncio de la nueva regulación. El proyecto se basa en un acuerdo en el acuerdo de coalición entre el SPD, los Verdes y el FDP. Después de la decisión del gabinete, ahora comenzará el proceso legislativo que de partida cuenta con resistencia por parte de los farmacéuticos.

Dependiendo de cómo evolucione la necesidad y la oferta de los comerciantes especializados, se podrían agregar a la venta de cannabis las farmacias «si es necesario», ha aclarado Lauterbahc. Pero, de antemano, «la Comisión de Medicamentos de los Farmacéuticos Alemanes se ha pronunciado claramente en contra de la legalización del cannabis con fines recreativos y ha advertido sobre los riesgos para la salud del consumo de cannabis«, ha adelantado Thomas Preis, director de la Asociación de Farmacéuticos del Rin.

Las farmacias se ven en un conflicto profesional, según Preis. Debido a su experiencia profesional, son ideales para cumplir con los altos estándares de calidad necesarios en la entrega y el asesoramiento. «Por otro lado, los farmacéuticos somos profesionales de la salud, pero no del ocio», enfatiza el máximo responsable de la asociación. El Gobierno trata de evitar una «posible situación de competencia con proveedores puramente comerciales», que considera particularmente crítica y que haría muy difícil el control de la normativa.

En todo caso, Preis señala que «no esperamos una rápida implementación del procedimiento legislativo porque el mayor obstáculo sigue siendo el derecho internacional y de la UE». «Los planes de legalización del gobierno federal no solo son una señal peligrosa para Alemania, sino también para toda Europa«, ha dicho por su parte el ministro regional de Sanidad de Baviera, Klaus Holetschek, que teme que la legalización en Alemania atraiga también a aficionados al cannabis de otros países europeos.

NAM/Abc

Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

Visita nuestro sitio web https://noticiaalminuto.com/

Twitter: https://bit.ly/3kpAtzz

Instagram: https://bit.ly/3jh0TnE

Telegram: https://bit.ly/3Dvclo3

Grupo de WhatsApphttps://chat.whatsapp.com/GlOEXjCuQ5I1uQbVzZig4m