• ¡CONOCE SUS BENEFICIOS! Usos de la cáscara de mandarina para tu salud

    Sus propiedades curativas eran ya muy apreciadas en la medicina oriental, pues la mandarina, además de agradable a la vista y al paladar, tiene las claves para combatir males tan comunes como las nauseas, la tos y las malas digestiones.

     

    PROBLEMAS DE DIGESTIÓN

    Seca la cáscara y usa un molinillo de café para convertirla en polvo. Añade una cucharadita del mismo, como si de un condimento se tratase, a cualquiera de tus platos o bebidas. Comprobarás como actúa sobre los problemas estomacales, intestinales y las flatulencias.

    TOS SECA

    Mezcla 2 cucharadas de ese mismo polvo con 1 vaso de aguardiente. Deja reposar durante una semana y pásalo por el colador. Toma 20 gotitas de este remedio disueltas en agua, 3 veces al día, y la tos comenzará a ceder muy pronto.

    RESFRIADO

    Escalda un buen puñado de cáscara de mandarina (fresca en este caso) e introdúcela en un recipiente con una abertura estrecha, por la cual inhalarás los vapores durante 10 minutos.

    HONGOS EN LOS PIES

    ¡Más fácil, imposible! Frota una cáscara de mandarina en las zonas afectadas 2 veces por día y obsérvalos desaparecer.

    INSOMNIO

    Coloca la cáscara fresca en un paquete y aspira profundamente sus esencias durante unos 15 minutos. Los olores a cítricos ayudan a hacer desaparecer el estrés y, por tanto, a conciliar el sueño.

    HIPERTENSIÓN

    Agrega 1 vaso entero de cáscaras frescas a 3 litros de agua hirviendo. Lleva de nuevo a ebullición y luego apaga y deja reposar la mezcla durante una hora. Cuela la infusión. Utiliza esta preparación para añadirla a tus baños calientes, en días alternos.

    El Siglo / NAM / Samdy Godoy

    Loading...