lunes 24 de junio de 2024

¡ZULIA HISTÓRICA EN NAM! Palacio de los Cóndores: La casa más blanca y grande del casco central || Fotos

Con un largo traje blanco, cabello engominado de medio lado y zapatos puntiagudos estilo francés, hizo su entrada triunfal al Palacio de Gobierno del Zulia, Carmen von Jess Lossada, la hermosa hija del comerciante y cónsul alemán, don Eduardo von Jess.

La joven, con su singular elegancia, atrapaba las miradas de los caballeros que se le acercaban para solicitarle el honor de bailar una pieza en medio del lujo y la blancura de arcos, columnas, cornisas y dinteles coloniales de la estancia gubernamental.

El edificio palaciego, construido a partir de 1841, deslumbró a los presentes aquella noche del 19 de febrero de 1928 con su remodelación realizada por el general Jorge Sutherland, gobernador de entonces, quien quiso lucirse celebrando, por todo lo alto, la reinauguración del flamante.

Dispuso en el balcón del primer piso largos mesones impecablemente vestidos y bien servidos, para que los empleados degustaran los platos al aire libre, observando, desde lo alto, al pueblo en la plaza codiciar el gran festín.

Baile de altura

Enlazada en la muñeca de su brazo, Carmen llevaba una cinta, cuyo extremo iba pegada a una libreta que en su portada exhibía la cara del presidente Juan Vicente Gómez y en su interior llevaba el repertorio de canciones que tocaría la orquesta en esa inolvidable noche donde sonaron géneros musicales como el vals, foxtrot, pasodobles y tangos; y hasta un baile famoso llamado ‘el Charlestón’.

Del lomo de esa libreta, llamada carnet de baile, se desprendía parte de la misma cinta un lápiz para que los caballeros –respetuosos de las normas protocolares- se inscribieran para apartar la pieza que bailarían con ella.

Después del ambigú (bufé en francés) sobre el pulido piso de mosaico pintado, se lució el famoso arquitecto León Jerome Hoet, quien diseñó el Teatro Baralt, bailando un foxtrot con la señorita von Jess Lossada.

El festejo contó con la asistencia de las familias de la alta sociedad de la Maracaibo de 1928 según contó en su momento el historiador Kurt Nagel von Jess, hijo de aquella dama elegante que vivió la suntuosidad de la reinauguración del palacio.

¿Águilas o Cóndores?

En esa reinauguración, el edificio estrenaba, en su fachada, las estatuas de dos grandes aves posadas cada una en las esquinas de su azotea las cuales dieron nombre a la estructura: “Palacio de los Cóndores”.

El historiador y coleccionista Julio Portillo, en su libro “El Palacio de las Águilas” (2004) sostiene que se trata de águilas, pues, aunque otros historiadores afirman que son cóndores, las águilas son las que simbolizan, además de la libertad, la intención del Zulia de ser un estado independiente.

“La gente creía que las primeras águilas eran de bronce, pero se elaboraron con cemento y cabilla. Fueron hechas por el artista plástico Hermes Romero, conocido como ‘Romis’”, recordó Portillo.

No obstante, Kurt Nagel von Jess, esgrime que son cóndores y al final, la historiografía refrenda que son cóndores, basta ver la forma de las aves.

La artista Lía Bermúdez, quien fue Secretaria de Cultura en 1979, se encargó de una nueva construcción de esculturas, porque ya las viejas estaban agrietadas por el tiempo.

“Se hizo un molde idéntico a los originales que fueron vaciados en bronce” recordó entonces, Lía Bermúdez.

El chirimoyo

Al lado izquierdo del flamante palacio horizontalizado, bien asido a este, funciona el Palacio Legislativo, que data del siglo XVIII. Fue construido por Rafael de Sulbarán, funcionario fiscal de la jerarquía durante el Gobierno colonial.

La estructura sede actual del Consejo Legislativo del estado Zulia (CLEZ) era conocida como la ‘casa del chirimoyo’ por el árbol sembrado en todo el patio central.

De los zulianos

Generalda Auvert de Curiel, quien vive detrás del Palacio de Gobierno, en la Calle Carabobo, cuenta que, en los años 50, las familias aledañas al palacio se concentraban frente a la estancia cada domingo, como si fuera un palco, para disfrutar el inolvidable espectáculo de las retretas que sonaban luego de cada misa en la plaza Bolívar.

“Para los pobladores de El Saladillo, El Empedrao y Santa Lucía, la edificación se llama “Palacio de las Águilas” afirma la saladillera Mireya Montiel: “Esas aves nos parecieron águilas y siempre serán águilas, porque el pueblo lo dice, igual el palacio, no es del que lo hizo, ni del gobierno de turno, sino de los zulianos.

Problema de conceptos, de referencias y de una discusión rica que siempre evocará la historia de este flamante recinto de gobierno. El Palacio de los Cóndores, “que el pueblo ve como águilas” es la casa más blanca y grande de todo el casco central de Maracaibo.

NAM/Yesenia Rincón Castellano/Viejo Zulia

Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

Visita nuestro sitio web https://noticiaalminuto.com/

Twitter: https://bit.ly/3kpAtzz

Instagram: https://bit.ly/3jh0TnE

Telegram: https://bit.ly/3Dvclo3

Grupo de WhatsApp: https://chat.whatsapp.com/GlOEXjCuQ5I1uQbVzZig4m