jueves 2 de febrero de 2023

¡ZULIA HISTÓRICA EN NAM! Maestro Douglas Soto, una musa que inspira y sublima las artes plásticas en una Maracaibo anhelante (Fotos)

“…Recuerdo que mamá me compraba los cuadernos, eran aquellos blogs de dibujo y yo dibujaba directo del televisor, de lo que yo veía en el televisor de inmediato lo dibujaba, eso es algo innato, es algo un talento que viene con el ser humano, porque no todos tienen o muestran desde pequeños las mismas capacidades; habrán unos que desde pequeños se manejan en el ámbito de la tecnología, otros en la música, pero, en mi caso el dibujo fue algo que desde muy niño lo traía en la sangre y la inquietud se terminó de perfilar en mi adolescencia y entre una de mis hermanas y mi madre me llevaron a la escuela Neptalí Rincón, tendría yo 13 años cuando eso y es allí donde me inicio en el mundo de las artes plásticas”.

Así narra su historia Douglas Soto Bravo, reconocido artista plástico maracaibero, además, docente, diseñador, restaurador de obras de arte y publicista. Con una vasta trayectoria a través de experiencias en varios ámbitos, todos asociados a la cultura, Douglas fue cultivando y perfeccionando su talento hasta llegar a convertirse en un artista de talle, hijo de Maracaibo. Está convencido de que el talento de un artista es innato, aunque no descarta que por asimiliación y aprendizaje también se llegue lejos, solo que, hay hombres y mujeres que nacen con los poros abiertos a abosrver todo lo que sublime la expresión humana desde lo que sale del alma que proyecta la vista e internaliza la mente.

“Desde ese momento, que entro a la Neptalí Rincón estoy vinculado a la Secretaría de Cultura, porque allí fue alumno y luego fui docente y lo sigo siendo. Yo creo que eso es un vínculo indisoluble, a pesar de que por esta Secretaría ha pasado cualquier cantidad de directiva de cualquier cantidad de tonos y tendencias políticas, uno el artista se dedica es a lo suyo y a buscar fórmulas para que el arte y la cultura sean apreciados y se les dé el valor que realmente tienen en la vida de una sociedad”.

Artista figurativo y surrealista

El arte figurativo es aquel que, al contrario del arte abstracto, se define como la representación​ de figuras, entendiendo estas como objetos identificables mediante imágenes reconocibles; bien sea procurando la verosimilitud (realismo artístico), bien sea distorsionándolas de alguna forma: idealizándolas (idealismo artístico), intensificando alguno de sus aspectos (caricatura, expresionismo), u optando por una u otra forma de representación (arcaísmo, simbolismo, esquematismo, colosalismo, hieratismo, detallismo, preciosismo, feísmo, etc.), en este estilo se enmarca el arte de Douglas Soto, pero, además con estilo surrealista, que es reconocido como un movimiento artístico y literario que intenta sobrepasar lo real impulsando lo irracional y onírico mediante la expresión automática del pensamiento o del subconsciente.

“El surrealismo, que nació en Francia en 1916 año en el cual André Breton, precursor y líder del movimiento descubre las teorías de Sigmund Freud y Alfred Harry, es un arte no conceptual en lo que tiene que ver con la interpretación del quehacer, sino que tú lo interpretas como el onirismo integrando elementos que no tienen que ver con el encaje normal sino conceptos que tú vas desarrollando y vas interpretando a tu manera”.

Trascendiendo fronteras

Son muchas las obras que han brotado de la inspiración del maestro Douglas Soto, algunas de ellas expuestas y vendidas en la hermana República de Colombia, donde ha participado en exposiciones y muestras artísticas y otras que atesora en su hogar, una casa cuya sala es literalmente una galería de arte.

Douglas es, actualmente el director de la Galería de Arte “Julio Árraga” si se quiere la más importante de Maracaibo, dependiente de la Secretaría Regional de Cultura que a su vez es una institución que se circunscribe dentro del organigrama de la Gobernación del estado Zulia.

Pasearse por la sala, en casa de Douglas es extasiarse con arte y cultura pura. Ahí están sus obras, algunas de ellas, combinadas con obras de otros reconocidos artistas plásticos, tallistas y escultores, lo cual le imprime al espacio una energía donde el color, la forma, las figuras y los elementos llevan al visitante a encontrarse con la sublimación de los sentidos y los contextos que nos hacen sociedad.

“El año pasado dejé unas cuatro obras en Cartagena de Indias, lamentablemente, me tocó ir en una época de pandemia, donde las galerías estaban cerradas lo cual limitó mucho el proyecto expositivo que ya teníamos programado, pero en casa de la periodista Jeannet González están guardadas las obras para cuando próximamente rehabilitemos ese proyecto”.

Obra: Equinos en Equinoccio/Douglas Soto

Obra: La Muerte de Sarah/Douglas Soto

Obra: Saltimbanquis /Douglas Soto

Obra: Siete Sellos, Siete Trompetas/Douglas Soto

Douglas manifestó que “mis obras se han vendido a coleccionistas de arte, profesionales que aprecian el arte. Actualmente tengo acá algunas como ‘Equinos en Equinoccio’ que es una obra de gran tamaño que aún estoy por concluirla; también tengo una acá que la titulé ‘Homenaje a Sarah’ pora exaltar a Sarah Storey y otra que contiene en sí misma muchos elementos ‘Siete Sellos, Siete Trompetas’ que son ahora mismo las que estoy concluyendo”.

Sala de Douglas Soto, una galería…

Vasta experiencia en restauración

El oficio de restaurador, bien sea de obras de arte o de documentos históricos es una actividad que solo puede desarrollarla alguien con vasto conocimiento y experiencia. Douglas Soto es uno de los artistas zulianos con esa cualidad. Son más de 25 años de experiencia en el oficio que le han valido llamados a restaurar obras magnánimas como las del propio Julio Árraga.

“Toda una vida restaurando obras de arte, tanto bidimensionales como tridimensionales; patrimoniales y no patrimoniales, como por ejemplo las que estuve restaurando en la Casa Museo ‘Gabriel Bracho’ situada en el municipio Miranda, en Los Puertos de Altagracia, allí estuve trabajando una gran cantidad de obras importantes y muy hermosas, fueron aproximadamente como 80 obras del maestro Gabriel Bracho y así otras tantas más que pudiera decirte que sobrepasan las 150 obras restauradas”.

No fue producto de la improvisación, Douglas recibió instrucción del artista y docente recién llegado de Francia, en la época, Pedro Piña, que es un restaurador muy reconocido en la entidad. Con él, Douglas cultivó la inquietud por la restauración de obras de arte.

“Aprendí mucho de Pedro Piña, pero inspirado en quien yo considero un maestro de maestros en la restauración de obras que es Vitaliano Rossi, padre de otro restaurador conocido como Hildebrando Rossi, porque Vitaliano era muy prolijo en cuanto a la concepción de la parte pictórica y con Pedro Piña adquirí técnicas específicas en los talleres especiales que Piña, recién llegado de París, impartió acá en el Zulia”.

“Tomé tips de Pedro Vargas –añade el artista- con quien también trabajé la restauración de obras de arte a parte de la investigación propia que he venido realizando permanentemente en cuanto al proceso o los procesos de restauración y conservación de obras patrimoniales y no patrimoniales tanto bidimensionales como tridimensionales, porque, también restauro esculturas”.

Douglas destaca que la clave para una restauración perfecta en cualquier obra de arte es la menor intervención en ella: “porque, si tú llegas a intervenir la obra en su concepto original, en el uso de colores ya deja de ser la obra original y en eso hay que ser minuciosamente prolijo y cuidadoso y para eso se requiere una destreza, no solo en el acto de retocar la obra sino en el preparado de los elementos que utilizarás para ello, la obra debe lucir como si nunca nadie la hubiese tocado más que su autor original”.

Soto detalla que la obra debe ser sometida a procesos de limpieza muy cuidadoso y luego a establecer las mezclas de ingredientes adecuados para obtener los engrudos precisos, “es un proceso en el cual necesitas mucho conocimiento para la estabilización de los tonos, lo que es la paleta para conseguir la tonalidad adecuada y hay dos procesos, donde se utilizan colores al agua para llenar ciertos espacios y luego retomar el óleo, que son óleos de restauración que son productos que acá llegan muy poco, así como los estabilizantes”.

Esculturas en bronce y madera

Douglas también ha perfeccionado las técnicas de restauración en esculturas de bronce, madera, marmolina y el arte de modelar.

“He modelado bustos y los he vaciado; a finales del año pasado elaboré tres bustos, yo diría que soy un artista multifacético, porque, parto del dibujo, la pintura, escultura, muralismo que son aspectos inmersos en la gama artística plástica”.

“Trabajé mucho el grabado en la (escuela de artes) Neptalí Rincón –recuerda Soto- tuve muchos años trabajando esa técnica con el maestro Marcos Cárdenas, los profesores Nerio Quintero e Hilarión Rivas, cuyas técnicas me han servido para perfeccionarme en esa área de la restauración, porque la clave está en el conocimiento”.

Se ha hecho Maestro

“Yo creo que el talento innato combinado con la disciplina y el deseo de siempre aprender y perfeccionar mis técnicas me han valido que, desde muy joven, cuando entré a la Secretaría de Cultura, me llamaron para que impartiera clases y recuerdo que fue difícil para mí, porque yo le comentaba a mamá que yo no podía con un salón con cuarenta estudiantes, lo veía complejo, porque en verdad era muy joven cuando me llamaron para ser docente”.

Tendría entonces 19 años, Douglas Soto, cuando le tocó asumir ese rol y pasar de ser estudiante de artes plásticas a ser instructor y maestro de artes plásticas, que inició haciéndolo en el área de dibujo.

“Más adelante fui a dar clases en el Ince, de diseño, serigrafía, y siempre ampliando conocimientos, investigando y expandiéndome en áreas afines donde luego destaqué. Cuento con un grupo más o menos vasto de estudiantes que llegaron después a ser docente, muchos han emigrado ahora mismo, pero es satisfactorio que, de un grupo de 20 muchachos, dos o tres son los que quedan, porque no es nada fácil desarrollarse en las artes, pero, entonces esos dos o tres triunfan y llegan lejos y de alguna forma uno tuvo que ver en ese proceso de formación de ese nuevo artista plástico”.

Otra área donde destacó, la publicidad

El multifacético Douglas Soto ya atesoraba experiencias en varios ámbitos y, por un tema de necesidad económica, no dudó en adentrarse a otra rama nada fácil como lo es la del diseño y la publicidad.

“Entre otras cosas, gracias al profesor José Luis Acosta, en los talleres libres, fue que me adentré a ese nuevo mundo, porque, él me fue llevando, me fue guiando y me fue mostrando que por esa vía yo podía obtener mayores ingresos y así fue. Comencé en el arte publicitario de exteriores; lo que tiene que ver con vallas, letras corpóreas, la serigrafía, impresión sobre tela, sobre vinil y esos talleres los dicté yo en el Ince”.

Añade Soto que “también estuve en la parte de impreso, cuando fui director de arte de MBU-Publicidad, que ya desapareció hace muchos años, estaba cerca de Secretaría de Cultura y allí hacía los diseños de arte que iban para la prensa, que en ese entonces estaban Crítica y el diario Panorama; y en la parte de escenografía y todo lo que tiene que ver con rotulación lo pulí trabajando en el Lago Country Club y para ese entonces no había impresión sobre plotter o vinil y había que irse a pie aplicando todas las técnica a mano alzada, nada sencillo”.

“Fue Fernando Araujo –rememora Douglas- quien me llegó con la idea de que necesitaba un dibujante para el Lago Country Club y hacía todos los rótulos a mano alzada, con pinceles y quedaban bellísimos, tanto así que me llamaron para el Hotel Maruma y el Hotel Del Lago para que hiciera esos rótulos. Trabajé para la Lotería del Zulia y otras empresas en el área del Diseño Gráfico, trabajé con Impresos del Zulia, porque, recuerda que anteriormente no existía el diseño por computadora, sino que se trabajaba manualmente lo que es el rotric, rapidograf y plantillas para hacer las facturas y diseños de otros elementos”.

“Ha expectativas para un ámbito diezmado”

“Históricamente –afirma Douglas Soto- el arte ha estado algo diezmado acá en el estado Zulia, no es de ahora, quizá ahora con el tema de la crisis se ha agudizado, pero se están viendo expectativas, se está produciendo una apertura, un relanzamiento, un dinamismo que también el tema de la pandemia había apagado. Nosotros como artistas esperamos que todo esto genere las condiciones, pero aquí no es nada fácil comercializar las obras de arte y ello ha obligado a muchos artistas plásticos a desprenderse de su talento y dedicarse a otras cosas para poder vivir”.

Douglas habla del esfuerzo con el cual la Gobernación del Zulia, en la gestión actual, ha propiciado la reapertura de la galería de arte Julio Árraga: “El problema es el presupuesto, tú tratas de hacer cosas, pero, no hay recursos y así es cuesta arriba, sin embargo, se me ha entregado esa responsabilidad al frente de la galería Julio Árraga y estamos encaminados a dinamizarla, a darle vida y que podamos consolidar ese espacio y a partir de allí abrir otros espacios culturales, pero todo eso depende de una política de Estado, y cuando te hablo de Estado es del Estado nacional, fíjate que en Colombia, por ejemplo hay una apertura muy grande para el tema cultual, porque allí funcionan y coexisten galerías de arte públicas y privadas, casas culturales, museos, áreas expositivas, inclusive de calle, lo cual te indica que existe una política que es constante y sólida que atiende e impulsa la cultura, que es lo que acá nosotros no tenemos, pero la idea es construirlo aunque a veces cueste mucho, pero, nada se pierde con intentarlo, en algún momento tiene que darse”.

Douglas Soto Bravo, un hombre con gran sensibilidad, gran conversador, con quien una taza de café se convierte en todo un día de conversación, con su voz pausada y suave y con todo el conocimiento que derrocha a través de sus obras artísticas, que como a todo artista, lo elevan hacia un poder comunicacional que cautiva y que envuelve a quien tiene el privilegio de poder sostener largas tertulias sobre el área que domina y sobre cualquier otra cosa. Es un valor zuliano, un maestro que tiene mucho que aportar a esta Maracaibo que trata de emerger.

NAM/Ernesto Ríos Blanco

Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

Visita nuestro sitio web https://noticiaalminuto.com/

Twitter: https://bit.ly/3kpAtzz

Instagram: https://bit.ly/3jh0TnE

Telegram: https://bit.ly/3Dvclo3

Grupo de WhatsApp: https://chat.whatsapp.com/GlOEXjCuQ5I1uQbVzZig4m