martes 7 de febrero de 2023

¡ZULIA HISTÓRICA EN NAM! «El Pito e’ la Zulia» Orgullo de esta pujante región. Aquí está su historia (Video)

El silbido era producido por calderas de vapor. Cada vez que sonaba ‘el pito e’ la Zulia’ era para indicar el inicio o la finalización de la jornada laboral, así como el inicio de la hora para almorzar. Las amas de casa se guiaban por el peculiar sonido para efectuar las tareas domésticas. Se apagó en 1974.

Retumbó durante varias décadas en las calles de Santa Lucía y sus alrededores, incluyendo la avenida El Milagro. Poco antes que el sol mostrara sus primeros destellos ya sonaba ‘el pito e’ la Zulia’ que era una señal muy arraigada en el constructo social de quienes lo escuchaban a diario. Que no sonara era una tragedia, un sinónimo de preocupación.

El fuerte zumbido se utilizaba para marcar las horas de la jornada laboral y se convirtió, como ya hemos dicho, en un ícono de la vieja Maracaibo, pues, llegó a ser un punto de referencia sonoro para quienes vivían en el perímetro de la empresa cervecera fundada por Gustavo Zingg en 1925.

Como el cantar de gallos

Desde entonces, ‘el pito e’ la Zulia’ se escuchaba religiosamente todos los días a las 6.00 AM, 12.00 M y 4.00 PM.

Cuando Antonio Velásquez habla sobre el sonido que escuchó de cerca, durante 14 años, las lágrimas brotan de sus ojos como resultado de la nostalgia que le produce el silencio que ahora reina en la barriada empedraera.

“Empecé como embotellador y de último estuve en el área de mantenimiento. El pito estaba cerca de las calderas y cuando se acercaban las 12 del mediodía uno lo esperaba para salir a comer”.

El desconcierto

Micaela de Velázquez, esposa de Antonio, reclama su ausencia: “Después que lo quitaron, los empredraeros quedaron desconcertados. Las mujeres, por ejemplo, sabían que sus maridos venían a almorzar cuando sonaba al mediodía”.

A sus 71 años, José Encarnación Petit, recuerda que era el reloj que lo despertaba para irse a su trabajo que se situaba en el aeropuerto Grano de Oro. “No hacía falta nada más, porque, al sonar, uno sabía qué hora era”.

A la memoria de Cira de Molina, nacida en los años 20, viene el recuerdo de su padre, Brígido Antonio, quien distribuía cerveza y hielo. Además, el silbato, Cira se acuerda de las canciones que Armando Molero cantaba en la radio, justo a la misma hora que el famoso pito advertía la hora del almuerzo.

El gaitero Jesús Bozo, conocido como ‘Tío Monche’, contó que corría hasta su casa, ubicada en la calle Santa Lucía cuando sonaba el silbato de las 12.00 del mediodía, pues, sabía que su papá llegaría pronto a comer.

Aquellas vivencias marcadas por el famoso pito, estuvieron en su mente hasta que decidió inmortalizar el silbato en una gaita. En el año 2000, su agrupación lanzó el tema “El Pito e la Zulia” gracias a la autoría de Wolfgang Romero. La gaita fue interpretada por su hijo Jesús y Danelo Badell.

“El tema fue objeto de muchas satisfacciones. Hoy la piden en cada presentación, es una fija que la gente la solicita, incluso aquellos que jamás lo escucharon (al pito) pero que se los han contado sus abuelos”.

Recuerdos

Entre los trabajadores de la Cerveza Zulia, estaban Bernardo Pacheco, Jesús Medina, Reinaldo Morales y Blas Ventura. “Nuestra labor se concentraba en las calderas de vapor que eran las que emitían el sonido del pito”.

Hernán Parra, de 68 años cuenta que “nuestras familias y los vecinos estaban acostumbrados a oírlo. Dejó de sonar, porque compraron unas calderas automáticas”.

En su relato hace una pausa cuando trae a su memoria los últimos días de cada año que le tocó estar de guardia en la cervecería: “A uno le saltaban las lágrimas de la emoción cuando se acercaba el cañonazo”.

“Me arreguindaba con fuerza de la guaya –prosigue- que abría el disparador y el pito permanecía como por un cuarto de hora anunciando el nuevo año. Todos los que estábamos de guardia nos reuníamos en el mismo lugar para esperarlo”.

Se apagó

Para Diego Arria, cronista natural de Santa Lucía, coleccionista de las más inimaginables piezas alegóricas a la Maracaibo y a la Venezuela de antaño en su afamada esquina de La Sorpresa, “cuando dejó de sonar el pito uno se fue acostumbrando a no guiarse los 31 de diciembre. La radio pasó a sustituir aquello tan añorado y particular que nos identificaba y nos emocionaba, el sonido del pito era algo que nos aceleraba el corazón”.

El silbato, aunque no se perciba desde 1974, permanece en la memoria de los abuelos y en los anhelos de sus nietos quienes escuchan con emoción aquellas remembranzas y son capaces también de oír el pito como si fue que lo vivieron.

“La Zulia, el pito e la Zulia ha comenzado a sonar…” como dice la gaita retumba en el eco de esta ciudad.

La empresa

La industria cervecera en Venezuela inició en la ciudad de Caracas en1887 con el nombre de Cervecería Nacional. La organización era propiedad de la firma Mosquera, hijo y compañía.

La Cervecería Zulia fue fundada en 1925 por Gustavo Zingg. Según los historiadores Luis Guillermo Hernández y Jesús Ángel Parra, “se convirtió rápidamente en una de las más importantes de Venezuela para la época”.

Durante la Segunda Guerra Mundial, se acosaba a la gente oriunda de Alemania. Zingg, fue puesto en una lista negra y debió desprenderse de sus acciones en la cervecería, que pasaron a formar parte del grupo Cervecería Caracas.

Ernesto Cook, asume en 1941 la presidencia de la organización. En 1951, la empresa producía cerca de dos millones de litros mensuales con el lema “Pida Zulia y le servirán cerveza”.

NAM/Margioni Bermúdez/Viejo Zulia

Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

Visita nuestro sitio web https://noticiaalminuto.com/

Twitter: https://bit.ly/3kpAtzz

Instagram: https://bit.ly/3jh0TnE

Telegram: https://bit.ly/3Dvclo3

Grupo de WhatsApp: https://chat.whatsapp.com/GlOEXjCuQ5I1uQbVzZig4m