jueves 25 de julio de 2024

¡VENGANZA SANGRIENTA! Su mujer le fue infiel y terminó matando a su hermana

Más de tres disparos acabaron con la tranquilidad de la calle La Iglesia, en Macuto. “¡Ay, los mataron, los mataron! Ale los mató”, fueron los gritos que se oyeron desde la parte de arriba de la casa Mis Abuelos.

Funcionarios de la Policía de Vargas fueron los primeros en llegar. Al ingresar a la casa avistaron dos cuerpos: el de un hombre que tenía un impacto de bala en el pecho, que fue identificado como Yhosander David Nuñez Herrera (22), que era discente de la Policía Nacional Bolivariana; y de Aleibert Del Valle Carrasquel Alfonzo (27) con un disparo en la cabeza.

Cerca de ambos estaba Aengell Marcela Carrasquel Alfonzo (23) con un disparo en la espalda. Estaba con vida, por lo que fue trasladada de inmediato hasta la emergencia del hospital del Seguro Social de La Guaira.

Al sitio se presentó el secretario de Seguridad Ciudadana, Andrés Goncalves, junto a comisiones del Eje contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Vargas. Tras interrogar a los demás habitantes de la casa supieron que el ataque lo había perpetrado el polivargas Alexander David Calles Rivero (34), que se encuentra suspendido del cuerpo de seguridad por una investigación.

No perdieron tiempo y le siguieron los pasos. Primero fueron a El Junquito, adonde fue apenas el homicida salió de Vargas. Luego llegó al barrio El Milagro, calle José Gregorio Hernández, a la casa Nº 20, en La Vega, municipio Libertador en Caracas. Allí lo aprehendieron a las 3:30 de la madrugada de ayer tras un arduo trabajo de investigación, lo que evitó que huyera del país.

No opuso resistencia e incluso indicó donde tenía el arma con la que había asesinado a su cuñada y al primo de su mujer. En el lugar fue recuperada una pistola Prieto Beretta, modelo 92FS; un Ford Ka, azul, placas AD890VK y dos celulares.

“Todos dicen que se vengó porque la mujer le montó los cachos”

Temerosos algunos vecinos contaron que el policía antes de cometer el doble crimen encerró a su mujer en su casa en Caribe y “le dijo que iba a matar a su familia por atreverse a montarle los cachos”. Y así lo hizo: vino y mató a dos.

NAM/La Verdad de Vargas