miércoles 17 de abril de 2024

¡SOLICITADO DESDE 2016! Violador en serie sería deportado desde Venezuela a Colombia

Juan Carlos Sánchez, alias ‘Lobo Feroz’, señalado de abusar sexualmente de 276 niños en Colombia, comparecerá mañana lunes ante la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, donde definirán su extradición.

El presunto violador en serie es requerido desde 2016 por la Fiscalía 251 de la Unidad de Delitos Sexuales de Bogotá, por presunto abuso de menores.

De acuerdo con las autoridades, en Barranquilla solo reposa una denuncia en su contra del año 2008 por la presunta violación de un niño que en ese entonces tenía 13 años.

El caso ya se encuentra en la etapa de juicio oral en el juzgado octavo de conocimiento y en la última audiencia su abogado, Luis Ángel Rumbo, solicitó la prescripción del proceso argumentando que han transcurrido 10 años desde que le imputaron cargos por acceso carnal abusivo con menor de 14 años y estarían vencidos los términos para la investigación.

Dicha solicitud fue negada por el juez, quien indicó que el código de procedimiento penal dice que en caso de delitos sexuales cometidos contra menores de edad la acción penal prescribirá en 20 años y no en 10 contados desde el momento en que la víctima alcance la mayoría de edad.

Proceso judicial

La decisión fue apelada por la defensa y será entonces la Sala Penal del Tribunal Superior que decida si prelucir o no el proceso. Para ello tiene un plazo de 20 días, tiempo en el cual el juicio oral queda detenido.

“Lobo Feroz” fue seguido durante siete años por las autoridades colombianas, quienes tras precisar su permanencia en Maracaibo, estado Zulia, coordinaron su captura con sus homónimos venezolanos.

De acuerdo a las autoridades neogranadinas, éste  rondaba los centros comerciales en el sur de Barranquilla y de Soledad donde elegía a sus menores en establecimientos de video juegos o que anduvieran solos.

Su recorrido por la Costa colombiana deja un número incierto de víctimas que podrían ser centenares de abusos sexuales a menores entre los catorce meses a los 15 años.

Las autoridades le seguían la pista desde Barranquilla y Soledad en Colombia, luego buscó refugio y siguió sus violaciones en Santa Marta y Riohacha, atravesó la frontera hasta que fue capturado en Venezuela.

 

NAM/La Nación