miércoles 21 de febrero de 2024

¡SESIÓN! Marquina: «Presupuesto nacional supera el billón de bolívares y no alcanza»

La crisis económica del país ha dejado al Estado y al Gobierno sin presupuesto suficiente para financiar los requerimientos, inversiones, pagos, pasivos y deudas con la sociedad venezolana en todos los sectores de la vida nacional. Con un déficit fiscal de más de 20.000 millones de dólares en las finanzas del gobierno de Maduro, aunado a una hiperinflación de 5.515% en el año 2019 que destruyó todas las estructuras de costo en bolívares, el presupuesto que requiere la nación para funcionar en 2020 no alcanza. Es en bolívares y el monto en moneda nacional que se calculó es irrisorio en comparación con la magnitud de la inflación actual.

Es por ello que el diputado Alfonso Marquina, miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, aseguró este martes en la sesión ordinaria del Parlamento que el presupuesto presentado supera el billón de bolívares, pero es una partida insuficiente.

«El Proyecto de Presupuesto presentado por la AN supera el billón de BS. No alcanza ni siquiera para atender las demandas laborales y salariales de nuestros trabajadores”, dijo hoy el diputado Marquina.

Ese presupuesto equivale a más de 2 millones de dólares. Sin embargo, es insuficiente para un país que tiene una tasa de inflación acumulada desde 2013 en más de 1 millón por ciento, déficit de más de $20.000 millones, merma del 60% de las importaciones y que ha dejado de ingresar más de 30.000 millones de dólares en los últimos tres años por la grave caída en la producción de petróleo de PDVSA.

«Durante los últimos 4 años no hemos visto un presupuesto público, nadie sabe cómo se gasta, ni en qué se gasta en este país”, apuntó el parlamentario. 

El gobierno de Nicolás Maduro ejecuta partidas presupuestarias internas con créditos adicionales y financiamiento del Banco Central de Venezuela (BCV) para sufragar los gastos sociales en subsidios a través del Carnet de la Patria y regalías políticas a los sectores sociales de la base electoral del chavismo, pero desde hace cuatro años no presenta un presupuesto oficial ante la Asamblea Nacional (como manda la Constitución), eludiendo así la contraloría fiscal del Parlamento y recurriendo solo a la aprobación del Tribunal Supremo de Justicia sobre esos recursos con los que se maneja el Gobierno en bolívares para gasto público y administrativo interno.

Ricardo Serrano