• ¡SEPA LA RAZÓN! Por qué te pasas la mitad del día frente a una pantalla

    En el metro, en un restaurante, en la sala de espera de un hospital… Todo el mundo es seducido por el móvil. Siete de cada 10 personas, miran alguna pantalla digital mientras trabajan o estudian, tres de cada cuatro lo hacen justo antes de acostarse y hasta un 70% cuando van caminando por la calle. Pero hay un dato revelador: las personas nos quedamos delante de una pantalla la mitad del día. Once horas concretamente. Un total de 167 días al año, según el informe Screen Pollution de Multiópticas y del instituto Sondea.

    Este estudio, realizado con personas de entre 18 y 65 años, desvela que seis de cada 10 españoles reconocen que, en alguna ocasión, utilizan su smartphone para mirar el reloj y lo guardan sin saber qué hora es (61%) o que mientras miran la pantalla se les pasa el tiempo sin ser conscientes de ello (58%).

    Algunos de estos hábitos además de conductuales son generadores de problemas, algunos serios. El 19% de los encuestados reconoce que se ha chocado con algún obstáculo mientras caminaba mirando el móvil, un 15% haberse pasado una parada de transporte público, un 10% ha quemado la comida por distraerse y un 3,3% ha tenido un accidente por estar revisándolo.

    El móvil ha dejado de ser un instrumento. Se ha vuelto tan importante que somos incapaces de ver su lado oscuro. Pía García Simón, responsable de comunicaciones de Empantallados, una plataforma para padres y madres que busca educar en el uso de las tecnologías, lanza algunas advertencias:

    “En el frenesí en el que vivimos es importante identificar el uso exacto que le estamos dando al móvil y el ordenador. Medir los tiempos, evaluar la calidad de interacciones que hacemos a través de estos”.

    Nadie duda de la utilidad de los dispositivos electrónicos, pero su uso desaforado genera daños en la salud tanto física como mental. Según los psicólogos, su uso excesivo provoca aislamiento y pérdida de interés por otro tipo de actividades. Ya se habla de nomofobia, que no es otra cosa que el miedo irracional de quedarse sin móvil.

    Según García Simón, es recomendable “tener a nivel familiar al menos un día a la semana en el que se deje el móvil en casa“. Por pantallas, las más adictivas son las del teléfono (98%), la televisión (91%) y el ordenador (89%). En mucha menor medida, recurrimos a la tablet, a las pantallas publicitarias de centros comerciales (36%) o de información de transporte (35%).

    Cada vez nos alejamos más del factor humano y buscamos complicidad con Siri y Alexa.

    NAM/ElMundo-. 

    Loading...