• ¡SEGÚN REUTERS! AN considera aplicar una nueva reforma petrolera

    De manera extraoficial y en medio de un fuerte derrumbe del principal pulmón financiero de Venezuela, que hoy se encuentra en un grave estado de asfixia, la Asamblea Nacional estaría presuntamente evaluando la posibilidad de aprobar una nueva reforma a la ley petrolera del país con el propósito de generar incentivos para atraer inversión privada, según un documento al que tuvo acceso la agencia de noticias Reuters.

    De acuerdo con una parte del documento, que es la propuesta de proyecto de ley para discutirse próximamente en el Parlamento, permite a las empresas privadas “tener una participación mayoritaria en las asociaciones de exploración y producción con la petrolera estatal PDVSA, que tendrán la capacidad de exportar directamente el crudo, abordando problemas que han limitado la rentabilidad de las compañías”, esto desde que el expresidente Hugo Chávez creó el modelo de asociaciones en 2007.

    Esto implica que la estatal PDVSA cedería al menos el 50% de sus atribuciones operativas para que empresas extranjeras de servicios petroleros, con previas concesiones otorgadas por el Estado venezolano y aprobadas por la AN, puedan explorar y explotar petróleo venezolano para venderlo en los mercados internacionales, por cuya venta le corresponde al país al menos 20% de comisión en cada transacción de barriles de crudo.

    Este proyecto de reforma de ley no contempla la creación de un ente regulador independiente para ejecutar las subastas de las concesiones, lo cual despierta dudas sobre la transparencia de este nuevo mecanismo de apertura de la industria petrolera venezolana más allá del fuerte y estricto control estatal instaurado por Chávez desde el año 2007.

    La propuesta también mantiene los niveles actuales de regalías para el crudo y crea un requisito mínimo de 25% de contenido local en los proyectos petroleros para 2028, una gran victoria para las empresas venezolanas de ingeniería y contratación, de acuerdo con el texto del documento.

    Con un 25% de participación por mano de obra, insumos, ingeniería y sistemas de producción de sello venezolano en los crudos producidos por las transnacionales en el país, las empresas nacionales del sector podrían experimentar un importante repunte en sus capacidades industriales, lo cual tendría un efecto rebote directo en el PIB petrolero de Venezuela en pro de ayudar al país a salir de la fuerte recesión industrial que sufre actualmente, tanto en diversos campos de la ingeniería como en la industria petrolera.

    En el seno de la oposición dominante en la Asamblea Nacional existiría un amplio consenso entre todas las partes para aprobar esta reforma. Sin embargo, los cambios introducidos en esta ley podría extender el debate, que está a la espera de ser remitido a la Comisión de Energía del Parlamento para su posterior envío a discusión en la plenaria de la AN en sesión ordinaria.

    Actualmente, PDVSA tiene un déficit de más de 30.000 millones de dólares, una deuda con proveedores de $60.000 millones, una caída en su producción a solo 700.000 barriles diarios y una fuga masiva de trabajadores de al menos 30.000 empleados que han emigrado del país por la crisis económica.

    NAM/Reuters/Ricardo Serrano

    Loading...