• ¡SEGÚN BLOOMBERG! Gobierno de Maduro usa al Banco Central de España para evadir sanciones

    En un volátil contexto de crisis política cada vez más estancado entre los dos polos de poder en Venezuela (Maduro y Guaidó), aunado al deterioro de las capas sociales del país por la profundización de la crisis económica, ha llevado al gobierno de Nicolás Maduro a ejercer el monopolio del poder mediante la subsistencia financiera para autosustentarse y retroalimentar los aparatos de su Estado, según analistas. Es por ello que a pesar de la asfixia financiera que Estados Unidos le ha aplicado al gobierno de Maduro a través de las sanciones, la administración del mandatario chavista ejecuta maniobras financieras para mover capitales, que todavía logra captar y recibir a pesar del bloqueo financiero.

    Y es que según un reportaje de la agencia Bloomberg, publicado este lunes, el Banco Central de Venezuela está usando a su par español (el Banco Central de España) para seguir y mantener sus relaciones comerciales con el entramado de agentes económicos en varias partes del mundo que aún sostienen relaciones de negocios con el gobierno de Maduro.

    Los funcionarios del ente emisor informan  a los contratistas que deben pasar por el Banco Central de España para realizar las transacciones fuera de Venezuela.

    Esto implica que la autoridad monetaria española funge como un intermediario que procesa todas las transferencias de fondos de inversionistas, particulares o empresas que le proveen logística, armamento e insumos al gobierno venezolano, es decir, el BCE actúa como banco corresponsal del BCV para evadir los controles del sistema financiero estadounidense, cuyos bancos corresponsales eran los que se encargaban de mover los capitales venezolanos antes de las sanciones impuestas por el gobierno de Donald Trump.

    “Los movimientos pueden tomar al menos un mes para liquidar las transacciones debido al mayor escrutinio”, expresó un funcionario venezolano a Bloomberg en condición de anonimato.

    Esta ayuda llega en un momento crítico para la asediada administración de Maduro después de que el banco estatal Ziraat, la entidad más grande de Turquía por activos, dejó de ofrecer sus servicios para mover dinero, recalcó el portal.

    El hecho de que el banco más poderoso de Turquía y uno de los más influyentes de Europa/Asia le haya dado la espalda a Maduro supone una amplia pérdida de créditos, préstamos, convenios bancarios y servicios de gestión de transacciones, lo cual representa un duro golpe financiero para el gobierno venezolano.

    La voluntad del Banco de España de mover el dinero de Venezuela es legal dentro del sistema de corresponsalía bancaria, en el que países, empresas y consumidores envían billones de dólares en pagos en todo el mundo. En algunos casos, los bancos corresponsales aumentan el escrutinio cuando tratan con países bajo sanciones financieras o señalados como riesgos de lavado de dinero, destacó Bloomberg.

    Sin embargo, el escrutinio del banco central español no es tan riguroso como el de los bancos de EEUU, que están dispersados en una enorme red financiera nivel mundial, lo cual le permite auditar cada dólar que va con destino a las arcas de Venezuela, o mejor dicho, a las cuentas corrientes que gestiona el Ministerio de Finanzas del gobierno de Maduro.

    Las sanciones de la Unión Europea solo se han limitado a un embargo en la venta de armas y congelamiento de activos a 18 funcionarios, pero el lobby y presión ejercida por EEUU sobre la UE podría desembocar en un nuevo paquete de sanciones financieras contra altos funcionarios del gobierno de Maduro y, posiblemente, medidas de prohibición sobre cualquier relación de negocios de empresas europeas con Venezuela.

    NAM/Ricardo Serrano (Twitter: RS_Journalist)

    Loading...