• ¡SE CONTRAJO! AN: Inflación de septiembre cerró en 23,5%

    La crisis económica en Venezuela está signada por el fenómeno más agresivo que ha deteriorado a las sociedades de varios países a lo largo de la historia: la inflación. Y en el país existe un fenómeno mucho peor, que es el de la hiperinflación. Ese es el factor económico que condiciona y deteriora todo el sistema de vida y el sistema social en el que se desenvuelven los venezolanos.

    Es por ello que aunque el sistema de precios se mantiene en una volatilidad constante y en un vaivén que está anclado a la fluctuación del precio de cotización dólar y la devaluación del bolívar frente a esa divisa, la hiperinflación persiste y sigue agravando la crisis económica del país.

    Ante esta realidad, la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional informó este miércoles que el índice de precios al consumidor, o lo que es lo mismo, el índice de inflación del pasado mes de septiembre se ubicó en 23,5%.

    La información fue dada a conocer por el diputado Alfonso Marquina, quien señaló que las cifras de la inflación acumulada hasta el mes de septiembre en el país ha sido de 3326%, mientras que la interanual es de 50.100,3%.

    Con esa cifra interanual, la inflación acumulada desde 2013 este año podría situarse aproximadamente en más de 1.000.000%, lo cual posiciona a Venezuela como el país con la inflación más alta del mundo y la nación con la peor calidad de vida económica (pobreza de ingresos) en el planeta.

    Asimismo, indicó que la inflación se ubicó en el mes de septiembre en 23,5%. “Podrán decir que estas cifras presentan una desaceleración del índice inflacionario si lo comparamos con el mes de agosto, pero las razones tienen que ver con que el índice del mes de agosto estuvo afectado por la emisión de dinero inorgánico”,dijo.

    En agosto, el gobierno de Nicolás Maduro ejecutó un agresivo gasto público que financió con la emisión de dinero del BCV para saldar sus cuentas con la administración pública, pero al no haber destinado fondos de capital respaldados por financiamiento propio o externo en divisas, la producción y la oferta bajaban con un aumento paralelo de la demanda y mayor oferta de dinero, lo que elevó los precios.

    En septiembre, el consumo cayó por esa misma inflación y eso disminuyó la demanda, lo cual repercutió de vuelta en los precios y el ciclo se cerró con una reducción de la inflación, pero el clima de crisis e incertidumbre económica se mantiene estancado en la vida nacional actualmente.

    Marquina también aseguró que la inflación en el rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas alcanzó la cifra de 42,6%, lo que evidencia que los venezolanos tratan de sobrevivir a los altos costos que han registrado los alimentos.

    “Las medidas que pone el Gobierno para controlar o abatir la inflación, son como las de tener un enfermo con fiebres altas y la decisión del médico sea dejar que el paciente se muera. El Gobierno pretende que el pueblo de Venezuela deje de comer”, sentenció el parlamentario.

    Ricardo Serrano

    Loading...