• ¡RESPUESTA CIENTÍFICA! Por qué tu cuerpo pide más sexo cuando acabas de tenerlo

    Expertos revelan por qué sentimos ese impulso de más placer aunque nuestra pareja nos vea con cara de que necesita descansar. La ciencia lo explica todo.

    El sexo es fabuloso, brinda varios beneficios a nuestro cuerpo pero hay detalles que nunca dejarán de sorprendernos. ¿Te has preguntado por qué tu cuerpo pide más sexo cuando acabas de tenerlo? Ni tienes un problema ni eres una diosa insaciable, la ciencia lo explica todo.

    Particularmente, este deseo de querer más sexo luego de tener relaciones sexuales puede aparecer cuando has pasado mucho tiempo sin disfrutar de este tipo de placer. Pero tranquila, tu pareja no tiene por qué espantarse, simplemente tomar un descanso mientras recarga fuerzas y te explicamos lo que ocurre.Este deseo de más sexo puede durar varios días, algo que tu cuerpo y tu pareja agradecerán, pero no es nada extraordinario. Kiona Reeves, educadora sexual revela que esta sensación se origina por los neuroquímicos que se liberan en la relación sexual además de los vínculos emocionales que se crean con la pareja.

    Es por este motivo que algunos pueden sentir en ciertas temporadas al sexo como una adicción, se da después de tu primera vez o después de un largo tiempo sin disfrutarlo.

    LAS EXPLICACIONES CIENTÍFICAS

    Kiona Reeves señala que hay algunos factores biológicos que detonan esta sensación de querer más sexo después de un encuentro con tu pareja, quizá una o más de la lista te suenen familiares:

    1.- TUS HORMONAS EXIGEN MÁS PLACER

    Sí, el sexo es una experiencia tanto física como emocional, por lo que cuando tu cuerpo experimenta algo que le da mucho placer, envía señales para provocar más de ese comportamiento. Algunas de esas hormonas son la dopamina y la oxcitocina.

    Tener relaciones sexuales es como un cóctel químico para el cuerpo de placer, recompensa, adicción, amor y más.

    2.- EL SEXO TE HACE SENTIR BIEN

    Este punto no tiene mucha discusión, pero bueno, resulta que hay un elemento psicológico en todo esto. Carol Queen, sexóloga, asegura que el sexo en pareja nos hace profundizar sobre lo que sentimos en la relación.

    El buen sexo con la persona amada es capaz de hacernos sentir libres, apreciadas, bellas, atractivas y todo eso lindo que fortalece nuestra autoestima, creencias, deseos y amor propio.

    3.- NO LLEGASTE AL ORGASMO Y TU CUERPO LO EXIGE

    Este punto tiene bastante sentido ¿no? Es normal que una persona excitada se exija un orgasmo cuando no lo alcanza, no se detiene hasta conseguirlo. En este caso es importante comunicarle a la pareja, por ejemplo si él termina, puede seguir dándote sexo oral o masturbándote, así la penetración no será necesaria y puede descansar esa parte.

    Otra opción en este caso es tener mucho juego previo antes de la penetración, así podrán sentir más placer y llegar al punto de ebullición.

    Si bien, este efecto de desear más sexo suele ser temporal, si llega al punto de interferir con tus labores cotidianas, entonces deberás de consultar a un especialista en salud emocional para asegurarte de que no esté relacionado con un trauma anterior que aún no has sanado.

    Si por el contrario, no hay problema y solo mantienes esta sensación de un gran apetito sexual, tienes dos opciones: tratarlo con tu pareja y tratar de satisfacerte o recurrir a la masturbación para explorar tu cuerpo y disfrutar del placer.

     

    NAM/TAHIRÉ RINCÓN-PASANTE

    Loading...