lunes 26 de febrero de 2024

¡REINA LA INCERTIDUMBRE! Choque de poderes causa la mayor crisis política de este siglo en Perú

Una crisis política sin precedentes en las últimas décadas estalló este lunes en Perú, después de que el presidente Martín Vizcarra disolviera constitucionalmente el Congreso y una facción de éste en rebeldía votara su «suspensión» y jurara a la vicepresidenta Mercedes Aráoz.

La larga, tensa y convulsa jornada que vivió el país ha dejado un montón de heridas políticas abiertas por resolver, una gran incertidumbre sobre qué va a pasar en el futuro inmediato y pocas certezas sobre la situación legal y las consecuencias políticas de muchas de las decisiones que se tomaron.

¿Qué pasó en Perú?

Vizcarra disolvió el Congreso y convocó elecciones legislativas para el próximo 26 de enero aplicando una norma constitucional que le habilitaba a disolver la cámara si ésta le negaba un cuestión de confianza al gabinete presidido por Salvador del Solar.

El presidente se pronunció así después de que el Congreso procediera a elegir un magistrado para el Tribunal Constitucional pese a que la moción de confianza estaba expresamente vinculada a ese proceso de elección de jueces, muy cuestionada por las formas y los plazos que se emplearon en su tramitación.

Para el presidente, los congresistas negaron en los hechos con este acto el pedido de confianza, pese a que luego dieran formalmente en otro trámite parlamentario su respaldo a la propuesta gubernamental.

Vizcarra nombró como su nuevo primer ministro al congresista Vicente Zeballos, actual titular de la cartera de Justicia, tras aceptar la renuncia de Salvador del Solar por considerar que se le había negado la confianza que solicitó al Congreso.

El Congreso, dominado por el fujimorismo y sus aliados de derecha y extrema derecha, respondió en rebeldía y acusó al mandatario de violar la Constitución por haber disuelto indebidamente la cámara.

Con la ausencia de casi cincuenta diputados que aceptaron la disolución, la facción restante votó una resolución para «suspender» por «incapacidad moral» a Vizcarra y nombraron en su lugar a la vicepresidenta Mercedes Aráoz como «presidenta en funciones».

La vicepresidenta peruana juró ante una facción del Congreso de su país dominada por la oposición fujimorista, como «presidenta en funciones» de Perú, después de que ese grupo votara la suspensión durante 12 meses del gobernante Martín Vizcarra.

«Estoy asumiendo temporalmente la Presidencia de la República», señaló Aráoz antes de decir que Vizcarra «ha incurrido en grave infracción constitucional» al anunciar, horas antes, la disolución del Congreso.

La también parlamentaria aseguró que es su «deber como ciudadana, como mujer, como madre y como vicepresidenta asumir este mandato», a pesar de que la decisión de Vizcarra cuenta con un mayoritario apoyo ciudadano.

vicepresidenta peruana, Mercedes Aráoz . Foto EFE

Los máximos jefes de las fuerzas armadas de Perú acudieron al Palacio de Gobierno para darle su respaldo al presidente, Martín Vizcarra, tras la disolución del Congreso anunciada por el mandatario este lunes.

La incertidumbre es muy amplia. Ninguna de las partes reconoce a la otra y todo parece indicar que terminará en las manos Tribunal Constitucional, que tendrá que dilucidar en último término si Vizcarra hizo bien en interpretar como denegado el pedido de confianza dadas las acciones tomadas por el Congreso.

NAM/EFE/Unión Radio