• ¡PUNTO CUMBRE! Arnal: “Hasta que no haya una decisión en el sector militar, no habrá cambios en el país”

    La importancia del sector de la vida nacional encargado de la administración del uso de las armas para la defensa nacional y la contención de los potenciales conflictos internos de cualquier índole; el sector militar, es el elemento clave por el cual pasa el desbloqueo o la extensión de la crisis multidimensional que vive Venezuela.

    Así lo deja claro el abogado constitucionalista Oscar Arnal, quien señala que “los civiles pueden hacer su trabajo político, pero hasta tanto no se produzca una decisión del sector castrense, no es posible generar cambios”.

    Esto implica que, al ser el soporte principal de poder en el cual se sostiene el gobierno de Nicolás Maduro y todo el movimiento político del chavismo, la Fuerza Armada Nacional tiene en sus manos el punto de quiebre que podría darle un giro de 180 grados a la historia del país

    Oscar Arnal recuerda la historia de Venezuela y señala que fueron las decisiones de los militares las que permitieron las transiciones políticas que se han dado en Venezuela, explicó en una entrevista al medio digital Contrapunto.

    Por lo tanto, aunque en ese período histórico el sector militar no estaba alineado ideológicamente con el gobierno de turno ni politizado por las fuerzas políticas de esos años, como sí ocurre en la actualidad, fue el actor determinante en las salidas a los conflictos políticos que enturbiaron al país durante décadas. Esto se debe al hecho de que el control sobre el monopolio de la fuerza del Estado le permite a la cúpula militar limitar y anular la fuerza de los grupos de choque que, hoy por hoy, son leales al chavismo, tal es el caso de los llamados “colectivos”.

    El experto citó el caso de 1945, cuando los militares sacaron del poder a Isaías Medina Angarita, y cuando en 1958 se dieron las condiciones para la salida de Marcos Pérez Jiménez. Ambos hitos históricos fueron escisiones en el mando militar de dos presidentes que perdieron la legitimidad de la población civil por fallas en sus respectivas gestiones.

    También hizo referencia a los sucesos de Bolivia, en donde las Fuerzas Armadas de ese país le quitaron el apoyo a Evo Morales y se produjo un cambio político que, a pesar de su vertiginosidad, todavía mantiene a ese país en vilo y en inestabilidad social.

    Con respecto a la ruta electoral indicó qué “si hay las condiciones hay que ir a votar, pero hay que dar la pelea en todos los terrenos”.

    “Hay que estar en todos los planos constitucionales, incluso con los artículos 350 y 333 de la Constitución, que le exige a las Fuerzas Armadas ser profesionales, no partidistas y conservar los principios de la democracia”, indicó.

    Este argumento implica que el punto de quiebre se producirá cuando el sector militar se ponga a derecho y actúe como un actor político no parcializado, sino apegado a esos principios del ordenamiento jurídico nacional, pues en ese escenario se convertiría en un actor político potencial por la magnitud de ese eventual hecho.

     

    Ricardo Serrano

    Loading...