• ¡POR YANYN RINCÓN QUINTERO! “Respirar comunicación” en medio del COVID-19

    Siempre he dicho durante mis clases de comunicación: “Respiro comunicación”, pero hoy día veo con inmensa gratitud como en medio de la crisis global generada por la pandemia del COVID-19, individuos y organizaciones se reinventan para comunicar.

    Ciertamente, en medio de la realidad global aún hay gente inescrupulosa queriendo contaminar el ambiente comunicacional con teorías conspiratorias, fake news, y mensajes para generar alarma, terror, pánico y desinformar; generando una gran infoxicación y caos comunicacional que impactan todos los sistemas de nuestra realidad.

    Sin embargo, los comunicadores profesionales, han salido a la palestra pública para compartir con profesionalismo ideas que posibiliten la acción comunicacional asertiva para el manejo de riesgos y crisis; dado que cada región, país, ciudad y espacio se encuentra en una fase diferente de la pandemia.

    En tal sentido, queremos seguir impulsando a individuos, organizaciones y colectivo en general a emplear la comunicación de manera asertiva y creativa; haciendo un uso consciente de nuestras competencias y capacidades comunicacionales; en tal sentido, nos disponemos a brindar algunas estrategias de comunicación para que todos logremos “Respirar comunicación asertiva en tiempos del COVID-19”:

    1. Si usted no es médico, biólogo o posee una carrera afín que le respalde para hablar del COVID-19, por favor no elabore, ni difunda comunicaciones que puedan generar alarma, pánico y caos. Se invita a los profesionales de la salud, a apoyarse en los comunicadores profesionales, y los medios de comunicación para difundir mensajes con la seriedad y responsabilidad que el caso amerita, presentando las credenciales del caso para respaldar la seriedad del mensaje.
    2. Ante la infoxicación, atienda las orientaciones de los Organismos Especializados de Salud a nivel Global y al nivel Local, atienda por favor las orientaciones de las Instituciones del estado, para actuar de manera preventiva, proactiva, y reactiva ante la pandemia.
    3. Comunique de manera responsable, si excesos ni alarmas, las emociones no son un buen recurso y tampoco el drama.
    4. Atendamos las recomendaciones de quedarnos en casa y hagamos uso responsable del ocio.
    5. Recordemos que el mensaje debe ser comprendido por diferentes grupos de personas, grupos de interés o audiencias, de tal manera que nuestro mensaje debe ser tan sencillo que cualquier persona pueda comprendernos.
    6. Apreciamos los recursos de comunicación orientados a niños, niñas, adolescentes y adultos mayores.
    7. No nos hagamos eco de rumores y de informaciones imprecisas en contenidos y fuentes.
    8. No seamos portavoces de informaciones, cuya procedencia no conocemos y que no pueden ser confirmadas o verificadas previo a su envío.
    9. Re-aprendamos a conversar entre nosotros, es un buen momento para reactivar la comunicación familiar, si es de manera directa presencial mejor aún; más si se precisa el uso de las nuevas tecnologías; adelante.
    10. No nos transformemos es profetas de desastres, ni repliquemos mensajes apocalípticos y desesperanzadores.
    11. Por último, y no menos importante; trabajemos orientando las necesidades personales y organizacionales de comunicación que demanda el momento actual de esta pandemia global, impulsando tendencias de comunicación que brinden soporte integral; tales como:
      • Comunicación Responsable
      • Comunicación Familiar
      • Comunicación para la Felicidad
      • Comunicación para el Bienestar
      • Comunicación para la Resiliencia
      • Comunicación para la Sostenibilidad Financiera
      • Comunicación y Teletrabajo
      • Comunicación Ciudadana
      • Comunicación para el Manejo de Situaciones Especiales
      • Comunicación para Dinámicas Relacionales Cercanas
      • Comunicación con soporte mediado de las nuevas tecnologías
      • Comunicación Lúdica
      • Comunicación Positiva
      • Comunicación Creativa
      • Comunicación con las Altas Esferas

    Según los especialistas y autoridades médicas, epidemiológicas y sanitarias; el sistema respiratorio es uno de los más afectados por esta pandemia del COVID-19, no permitamos que nuestro medioambiente comunicacional refuerce la crisis, la buena comunicación es parte de la solución; “Respiremos Comunicación”.

    En los próximos días haré mi mejor esfuerzo por hablarte de cada una de estas tendencias para optimizar las formas de comunicación asertiva en medio de la incertidumbre, la cuarentena, la cuaresma que nos permita mantenernos unidos, solidarios y entusiastas.  Si quieres que incluya alguna no dudes en comentar o escribirme, y si te gusta comparte.

    NAM/Blog de Yanyn Rincón Quintero

    Loading...