• ¡POR 4 VOTOS DE DIFERENCIA! Parlamento británico rechaza un Brexit sin acuerdo

    La Cámara de los Comunes vuelve a decir no. Esta vez, a la opción de desconectar al Reino Unido de la Unión Europea sin un acuerdo que regule los términos de la relación futura. Desaparece así de la mesa la opción más temida a ambos lados de la negociación, considerada objetivamente catastrófica por la mayor parte de los actores implicados.

    El resultado ha sido muy ajustado: sólo cuatro votos de diferencia son los que han decantado la balanza a favor de impedir un ‘Brexit duro’.

    El proceso queda así abocado a una tercera decisión, que el Parlamento británico tendrá que tomar este jueves: la de solicitar o no una prórroga para retrasar la fecha oficialmente pactada para el Brexit, que es el 29 de marzo.

    Esta nueva negativa de Westminster tiene lugar tan solo 24 horas después de su segundo rechazo al texto del Acuerdo de Salida logrado por Theresa May en sus negociaciones de Bruselas, y confirma la situación de ‘punto muerto’ en la que se encuentra el Reino Unido con respecto a sus planes de abandono de la UE.

    Bruselas, por su parte, ha expresado su impaciencia en varias ocasiones a lo largo de los últimos meses, y depende de su criterio la concesión de la prórroga cuya conveniencia discutirán este jueves los Comunes.

    El principal negociador de la Unión Europea sobre el Brexit, Michel Barnier, comentó el resultado de la votación de este martes y ha declaró que el bloque  “ha hecho todo lo posible para ayudar a alcanzar un acuerdo” al respecto.

    Opciones de futuro

    Una vez descartado el ‘Brexit duro’, el horizonte es confuso, y depende en buena parte de la próxima resolución de los Comunes respecto a una eventual prórroga. Si la solicitan y la UE la acepta, podría darse una situación a medio plazo en la que se contemplara incluso un nuevo referéndum.

    En este sentido, el presidente de la asociación Europeístas, José Francisco Sigüenza, cree que “Theresa May va a conseguir finalmente una prorroga”, y sobre las posibilidades que se perfilan en el horizonte admite que son verias: “desde que el Brexit quede en algo descafeinado, que se alcance un pacto como el que puede haber con Noruega o que se consiga finalmente dejar sin efecto el propio Brexit sin tener que recurrir a un referéndum, porque el propio referéndum no es vinculante, […] (no obliga) al Gobierno a salir de la UE”.

     

    NAM/RT

    Loading...