martes 28 de mayo de 2024

¡FRONTERA SANGRIENTA! Podría ser de un venezolano cuerpo decapitado en Colombia

Una dantesca escena tuvo lugar la mañana de este lunes en Villa del Rosario, Norte de Santander. En una orilla del la Autopista Internacional Simón Bolívar, la cual conduce a San Antonio del Táchira, fue encontrado por habitantes de la zona el cadáver de un hombre, decapitado, informa diario La Opinión.

Según el medio de comunicación colombiano, “el cuerpo estaba en una zona boscosa, a la altura del barrio Santa Teresa. Tras la alerta de la comunidad, la Seccional de Investigación Criminal (Sijin) de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) acudió al lugar para hacer el levantamiento del cuerpo”.

Agrega que los viajeros, que en la mañana del lunes pasaban por la autopista internacional que conduce a La Parada (Villa del Rosario), fueron advertidos de que algo malo había ocurrido, al ver a la unidad móvil de criminalística de la Seccional de Investigación Criminal (Sijin) de la Policía Metropolitana de Cúcuta, parqueada a un costado de la vía, en el barrio Santa Teresa.

La razón: la Policía hizo un macabro hallazgo en uno de los lotes ubicados en este sector, donde estaba el cadáver de un hombre que fue decapitado, al parecer con un machete.

Los investigadores de la Sijin tuvieron que adelantar una rigurosa inspección en el lugar en busca de la cabeza de la víctima, que finalmente no se encontró en la escena del crimen.

Al caminar entre la maleza que cubre este terreno, se puede percibir el abandono y la complicidad para el delito en el lugar.

Rastros de excremento humano, prendas de vestir y “cambuches” improvisados hacen de este terreno un palacio de la ilegalidad y, más recientemente, del crimen.

“Por acá se la pasan metidos muchos venezolanos que vienen a hacer sus necesidades y a dormir en este lugar”, dijo uno de los habitantes de la zona.

La víctima no tenía ningún documento de identidad, por lo que los uniformados de la Sijin la trasladaron al Instituto de Medicina Legal, para que se adelante el proceso de la plena identificación.

Explica La Opinión que el hombre vestía una sudadera gris, medias blancas con rayas negras, y una franelilla blanca. Se presume que su edad oscilaba entre 25 y 30 años.

Las autoridades consideran que los homicidas habrían arrastrado el cadáver entre la maleza, por lo que no se descarta que haya sido asesinado en otro lugar y finalmente lo abandonaron donde fue encontrado. 

 

NV1/La Nación