• #OPINIÓN “Visita de Michelle Bachelet a Venezuela no es política ni viene a reconocer a Maduro” (Laura Bolla de Lombardo)

    Con motivo de la inminente visita de la alta comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, se ha generado una serie de opiniones y expectativas que en muchos casos no se corresponden con la realidad y, sobre todo, demuestran un desconocimiento sobre la verdadera naturaleza de los órganos de protección de derechos humanos de Naciones Unidas.

    Partiendo de ello, lo primero que debemos decir es que la visita de la señora Bachelet no es política ni tiene como finalidad la legitimación del régimen de Nicolás Maduro.

    El mandato de la alta comisionada es muy claro: velar por la protección de los derechos humanos, denunciar su violación y pedir su respeto ya que para hacer efectivo su trabajo la Oficina de la Alta Comisionada debe tratar con todo tipo de régimen donde existen graves violaciones de derechos humanos.

    En el caso de nuestro país, además, ese mandato general viene reforzado por la Resolución del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas de fecha 26 de septiembre de 2018, aprobada por holgada mayoría (23 votos a favor y 7 en contra), que declaró la existencia de una crisis  humanitaria en Venezuela con cientos de miles de víctimas, y como consecuencia de ello le ordenó a la alta comisionada mantener informado al Consejo sobre la situación del país y presentarle un informe para este año. Asimismo, exhortó al gobierno venezolano poner fin a tan catastrófica situación.

    En razón de ese mandato particular, la señora Bachelet, mediante el equipo técnico de su oficina, ha estado recopilando y organizando información.

    En marzo de este año, una comisión de expertos del despacho de la alta comisionada, constato con su presencia en el país esta violación a los derechos humanos y la dificultad de la sociedad de manifestarse ante estas violaciones

    La primera consecuencia de esta visita ocurrió pocos días después de iniciada, cuando Michelle Bachelet denunció en una intervención ante el Consejo, entre otras cosas, las 205 ejecuciones extrajudiciales atribuidas a las FAES en el año 2018, y las 39 verificadas hasta el mes de enero de este año, poniendo en evidencia un patrón generalizado de violación de derechos humanos por parte de ese órgano gubernamental que, de acuerdo con lo dicho, en lugar de disminuir este año, se ha incrementado

    La misión de la alta comisionada respecto de Venezuela no se va a agotar con su visita al país, sino que continuará con la presentación de un informe completo ante el Consejo de Derechos Humanos en julio.

    Compendio y Opinión:

    Arq. Laura Bolla De Lombardo
    activista político social
    sociedad civil
    venezolana

    NAM/OPINIÓN/LAURA BOLLA DE LOMBARDO

    Loading...