• #Opinión Robarse el home en política (Jesús Castillo Molleda)

    Ya se cumplieron 120 días desde que el 23 de enero de 2019 la oposición política venezolana inicio una nueva fase para intentar sacar a Maduro del poder los primeros 30 días los múltiples apoyos recibidos de la comunidad internacional liderada por el gobierno de los Estados Unidos vendieron la sensación que en pocos días el gobierno de Maduro seria derrotado y eso animo mucho a los seguidores de la oposición y se acuño la frase, Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres, al transcurrir los días el gobierno nacional que se encontraba distorsionado, confundido en no saber manejar la autoproclamación de Guaidó y el amplio apoyo popular desbordado en las calles de toda Venezuela los que los obligoel a reacomodar sus aliados y diseñar un plan para lograr frenar el crecimiento sostenido que estaba recibiendo la oposición que recibió su primer revés el pasado 23 de febrero de 2019 cuando no logro el paso de la ayuda humanitaria desde la ciudad Colombiana de Cúcuta, luego ocurrió el 7 de marzo de 2019 el gran apagón nacional que mantuvo al país a oscuras cuatro días y la reacción de los sectores opositores no pudo lograr que los ciudadanos salieran masivamente a protestar y en el estado Zulia el 11 de marzo se registraron fuertes saqueos que comprometieron la economía de la región, durante los días siguientes pocos eventos de importancia ocurrieron en el país a las afueras noticias como el control de Citgo, y embajadas por parte de los aliados de Guaidó se hicieron sentir con fuerza demostrando hasta el momento que en el campo internacional se mantiene el respaldo, luego se anunció la gran marcha del 1 de mayo de 2019 con motivo de celebrarse el día del trabajador y un día antes el 30 de abril de 2019 el país amaneció de golpe con la presencia de Leopoldo, Guaidó en compañía de unos militares lo que avivo la esperanza de muchos venezolanos en pensar que ese día habría un pronunciamiento general de la cúpula militar que obligaría la renuncia de Maduro, eso no ocurrió y de nuevo los seguidores de la oposición se desanimaron aumentando de nuevo el éxodo de venezolanos que no logran conseguir motivos para seguir en Venezuela.

    En la Venezuela actual en plena crisis eléctrica, falta de gasolina, falta de agua potable, fallas en la carga de bombonas de gas doméstico, una crisis económica sin precedentes acompañada de una devastadora cris de salud y educación en donde nada funciona bien la oposición política no logra conseguir la manera de derrotar al gobierno de Maduro lo que lo obligo a sentarse en Oslo en una mesa de dialogo en donde se volverán a encontrar de nuevo en los próximos días buscando agotar todas las opciones que permitan buscarle una salida pacífica al conflicto.

    Si estos acercamientos no logran obtener resultados favorables la oposición política tendrá que tomar decisiones en medio de la incertidumbre cuando el gobierno se encuentra radicalizado intentando desmantelar el liderazgo aliado a Guaidó y suprimir la Asamblea Nacional, el gobierno de los Estados Unidos sigue firme en seguir asfixiando a la administración de Maduro y esas acciones de no lograr los resultados esperados los obligara a pensar si entrar en la fase del conflicto en donde con un acuerdo con la oposición decidan usar la fuerza para poder cumplir los objetivos, en pocas palabras a Guaidó le tocara elegir entre arriesgarse e intentar robarse el HOME o seguir esperando que el milagro ocurra. Como lo dice Evaristo Reigns “Cuando se asume posiciones de liderazgo el riesgo de ser juzgado por los ciudadanos de ser un buen o un mal líder estará sujeto a los logros o fracasos”. [email protected] @castillomolleda

    Por Jesús Castillo Molleda (Artículista)

    Loading...