• #OPINIÓN | ‘Retos intelectuales de la oposición’ | Roberto Hernández Montoya

    La oposición venezolana presenta desafíos a la inteligencia cada vez más exigentes. Enumero solo algunos:

    Las canas de Ledezma. No es trivial porque el eximio líder atribuye propiedades cognitivas a las canas, algo que la neurociencia no había advertido pero ni de lejos. Solo él.
    Los motores arrechísimos de Ramos Allup. Su pericia mecánica, entre otras, es pasmosa, sobre todo en lo que respecta al quinto motor, obra maestra de la ingeniería contemporánea. Venezuela se arregló, ahora sí de verdad, con tecnólogo tan clarividente. Ojalá llegue al poder. Elon Musk debería reclutarlo para sus autos eléctricos y sus naves espaciales.

    Hay conceptos revolucionarios que asombran, como el liberalismo sexi y el capitalismo popular. La teoría económica está aturdida con las proezas epistemológicas de MariCori. Felicitaciones, Mari. Vas bien, por ahí es la cosa. Y el arte culinario internacional le debe el chicharrón con pelos.

    La geografía se queda atónita de admiración ante el descubrimiento del quinto punto cardinal tributado a la humanidad generosamente por Freddy Guevara, ese genio portentoso de la geodesia y la topografía. Desde Heródoto y Lilian con sus miles de países no se veían geógrafos de tal eminencia. Congratulaciones, Fred.

    Las peras del horno. El inagotable raudal de ideas de Manuel Rosales amerita una universidad para él solo. Sus temas no son solo caudalosos sino supremamente complejos. Si me matan y me muero, por ejemplo. Los cantos de ballena. Hospitales que abren las 24 horas y de noche también. La vastedad de vocaciones de este portentoso pensador desborda la erudición de Andrés Bello. Rebasa la amplitud gnoseológica de Edgar Morin o de Noam Chomsky. Polímata cual Aristóteles. Por eso amerita que se le nombre rector de una gran universidad, para que en ella abra horizontes cada vez más asombrosos en la aventura del conocimiento. Director del Ivic mínimo. No digo la UCV porque ahí ya hay una rectora vitalicia.

    Claro, hay que comprender que esa dirigencia tiene mentores de la excelsa talla de Donald Trump y Joseph Biden. Nada más el hijo de este, Hunter, financió de su bolsillo la red de laboratorios biológicos de Ucrania, que revela su profunda competencia científica, digna de la oposición.

    @rhm1947

     

    NAM/UN


    Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

    Visita nuestro sitio web https://noticiaalminuto.com/

    Twitter: https://bit.ly/3kpAtzz

    Instagram: https://bit.ly/3jh0TnE

    Telegram: https://bit.ly/3Dvclo3

    Grupo de WhatsApphttps://chat.whatsapp.com/GlOEXjCuQ5I1uQbVzZig4m