• #OPINIÓN Respirar y reorganizarnos (Francisco J. Arias Cárdenas)

    Las manifestaciones sociales que reflejan crisis en países del llamado “Grupo de Lima”, el proceso judicial y político contra el presidente Donald Trump, nos da al menos un respiro en Venezuela. Una oportunidad para atender con mayor delicadeza aún, la dramática condición de nuestro pueblo, afectado duramente por  la batalla.

    Nos impone la lógica de la guerra aprovechar este respiro en el frente interno, sin descuidar el internacional,  este tiempo, debe ser para volver los ojos con  mayor ternura, mayor presencia y apoyo a nuestros combatientes, nuestro pueblo sacrificado y lleno de amor a lo propio resistiendo en dura oposición a las imposiciones imperiales.

    Las acciones firmes y prudentes frente a los cómplices internos de la agresión extranjera, los que han negociado la venta de las riquezas nuestras para obtener el poder,  los movimientos audaces para ordenar frenar los ataques y evitar que recrudezcan.

    Pero también el análisis de lo interno, de nuestras actuaciones,  para aplicar los correctivos,  revisar y actuar frente a quienes en medio de la guerra han visto una oportunidad para beneficios personales, agravando la crisis en lugar de solucionar, sin dolor del padecimiento de los hermanos.

    El viejo refrán tiene sentido aquí. “Mal de muchos, consuelo de tontos”, aunque está claro que nos da un alivio que el pueblo le responda a un presidente patiquín, en la calle o en las urnas electorales.

    Dios, la vida, el amor de Chávez nos da un chance para replantear. La guerra  para el objetivo de la paz, de la vida digna de nuestro pueblo, con respeto entre todos, con una visión clara de lo que nos corresponde hacer en cada espacio y en cada momento.

    Dar gracias a Dios y a su madre María del Rosario de Chiquinquirá que ya está con su grey en el inicio de su fiesta, y aprovechar esta coyuntura para evaluar, corregir y relanzar la marcha hacia la economía productiva que nos dé estabilidad, y felicidad para los venezolanos todos.

    NAM/Francisco J. Arias Cárdenas/[email protected]

    Loading...