• #OPINIÓN «Rectificar» (Francisco Arias Cárdenas)

    Rectificar no es perder el rumbo, no es desdecirnos del objetivo. Tampoco torcerlo. Sencillamente significa corregir, enmendar, adecuar nuestro andar para hacerlo más certero, para lograr avanzar con los menores dolores, con los menores sufrimientos para nuestro pueblo.

    Solo esta acción de corregir, de enmendar, ha permitido que continuemos sobre la tierra los seres humanos. Ensayos y errores hasta ir encontrando la manera más efectiva para hacer las cosas convenientes a la sobrevivencia. Más que los objetivos, en los cuales coincidimos los seres racionales, especialmente los que nos decimos socialistas o de izquierda, de lograr en una sociedad estabilidad, paz, vida digna, justicia, igualdad.

    Posiblemente lo que necesitamos es establecer de qué forma, con qué medidas intervenir en la vida de una sociedad. En su economía, en sus leyes, en su organización. Allí está el detalle. O ese es el centro, la razón que debería guiarnos en este momento de la historia nacional. Entonces, mal hacemos en apegarnos a eslóganes o a supuestos principios inamovibles cuando se trata de superar la presente situación de nuestro pueblo, desesperante de verdad.

    Por eso la acción de nuestro gobierno para regresar a algunos inversionistas sus propiedades, tiene que ver con la generación de empleo, tiene que ver con activación de nuestra economía. Mal hacen en entristecerse quienes piensan que se ha cambiado el rumbo. La táctica debe adecuarse, el objetivo sigue siendo el mismo. Sólo que descuidar la realidad es perdernos.

    Públicos y privados estamos llamados para combatir y ganar esta guerra tan dura, frente a la oposición extremista interna irracional, frente a sus aliados, los halcones imperiales, frente a los que aprovechan para hacer su agosto en beneficio personal, saltando controles en nombre de la guerra y la revolución.

    Tampoco deberían alegrarse vanamente, los que dicen que derrotaron el chavismo, que se impone su fiesta tradicional de explotación y control pleno del capital sobre la economía venezolana.

    La etapa de reactivación que vivimos nos necesita a todos. El gobierno y el pueblo bolivariano, mantiene sus ideales de justicia social, de igualdad. Nos vienen nuevas tareas en este momento. El papel contralor sobre «viejos y nuevos» empresarios, hacer que trabajen dentro de la constitución y las leyes.

    Una norma sencilla debería ser una regla capitalista elemental, regular los márgenes de ganancia en términos que estén al menos dentro de los límites de los países del norte que muchos adoran todavía.

    Otra  norma sencilla también, podría ser que quienes perciben sus ganancias en divisas, paguen a sus trabajadores el porcentaje de les que corresponde en la misma moneda en que venden su producción.

    Nos toca ser audaces y creativos, muy conscientes.Debemos evitar que por complicidad y falta de controles, este momento se convierta en una puerta para regresar a etapas que empezamos a superar, aún con errores que vamos a enmendar, de un país rico con una pocos navegando en bienestar y unas mayorías que apenas tienen a veces lo mínimo para subsistir.

    Es duro el reto. Pero con fe y claridad, los venezolanos de bien estamos obligados para remar en una sola dirección, acompañando esta riesgosa pero necesaria rectificación.

    FRANCISCO J. ARIAS CÁRDENAS

    [email protected]

     

    NAM

    Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

    Visita nuestro sitio web https://noticiaalminuto.com/

    Twitter: https://bit.ly/3kpAtzz

    Instagram: https://bit.ly/3jh0TnE

    Telegram: https://bit.ly/3Dvclo3

    Grupo de WhatsApphttps://chat.whatsapp.com/GlOEXjCuQ5I1uQbVzZig4m