• #OPINIÓN Producir y controlar (Francisco J. Arias Cárdenas)

    En medio del boicot y el bloqueo declarado por el poder que mueven los intereses de sectores norteamericanos, sumados a las alianzas perversas con los viejos y nuevos aspirantes al poder político y económico de Venezuela, está más presente que nunca la urgencia para producir, transformar y construir riqueza con un sentido de justicia social, superando los vicios y todas las marañas del rentismo petrolero.

    Son múltiples los problemas que afectan al Estado como promotor, orientador y propiciador para el surgimiento urgente de la nueva economía. Uno importante es la creencia de que la solución está únicamente en el control.

    El control sin clara consciencia de ética y de sentido realista de su papel, fácilmente se convierte en una traba a la producción, al comercio justo y en una vía para la corrupción con efectos nefastos sobre el común de la gente.

    Sin duda que tenemos urgencia de importar, mientras activamos la producción interna, rubros de diversos tipos que no podemos producir ahora por múltiples razones. Requerimos establecer control de los controladores de aduanas y alcabalas, aéreas, marítimas y terrestres es urgente trabajo revolucionario.

    Los productos de todo tipo terminan costando el doble y más del precio internacional en divisas, el argumento de los importadores, sumado a la “comprensión” de los controladores, (que han recibido su beneficio por controlar) es que a las dificultades para evadir el bloqueo deben pagar impuestos “extras”.

    Así lo justifican los que traen bienes de “contrabando” de Colombia o de Brasil, igual que los que vienen por los puertos o aeropuertos. Un compañero que transportaba quesos de Yaracal a Coro en su propia camioneta desistió por los “impuestos” de alcabalas.

    Es sin duda una revisión y acción inmediata que nos corresponde en este momento tan duro de la guerra económica declarada. Controlar eficazmente, éticamente, sin comisiones extras, lo que producimos y lo que importamos como una manera de recuperar el abastecimiento seguro para nuestro pueblo.

    NAM/Francisco J. Arias Cárdenas

    ([email protected])

    Loading...