• #OPINIÓN Otra vez 4F (Francisco Arias Cárdenas)

    Como sucede desde hace 23 años conmemoramos en unos días los eventos de 4F de 1992. Los siete primeros años no era fácil hacerlo abiertamente, por las descalificaciones de los gobernantes de entonces. Aun cuando el pueblo tenía ya hecho su juicio y lo expresó en las elecciones de 1998.

    Relatar los acontecimientos de entonces y lo que hicimos cada uno de los participantes, se convierte en una retórica tan repetida, a veces competencias sin sentido, por construir epopeyas que no tienen razón de ser.

    Ahora, a treinta años del evento, parecería pertinente hacer algunas reflexiones sobre las circunstancias que rodearon la rebelión y los cambios que se han operado, y que están pendientes, en la vida de nuestra nación en estos más de 23 años de gobierno.

    Tenemos una nueva dirección desde hace nueve años. Sucede al Comandante Chávez, recibe para su acceso al poder todo su apoyo y su aval, pero tiene sin duda su propia personalidad, su propia fuerza y va consolidando el momento presente de la revolución bolivariana en la imagen y la ejecutoria del Presidente Nicolás Maduro. Tenemos además, nuevas realidades que se han operado al interior de nuestra patria y en la escena internacional. Todo este entorno debería ser parte de la reflexión y no solo un cuento heroico, que al final será el tiempo y la historia lo que decantará al nivel adecuado.

    Recién electo gobernador del Zulia, el 23 de enero del 1995, hicimos un evento recordatorio de las fechas del 1958. Uno de los participantes en aquellos eventos asistió a la plaza Bolívar de Maracaibo como invitado especial. El país estaba agitado por los cambios que se iniciaban después del Caracazo y las rebeliones de febrero y noviembre de 1992. No hubo en la boca del invitado ni siquiera una palabra sobre lo recientemente ocurrido y el mismo hecho de que un participante de aquellos hechos en el Zulia, fuese elegido como gobernador del estado.

    Casi 40 años después del 23 de enero del 58, solo repetía los gestos que recordamos por fotos en blanco y negro de aquella jornada. Se redujo a contarnos algunas historias de aquel día, que habíamos oído muchas veces y a las que nadie atendió.

    Me dije si seguiría saliendo luego de tantos años la misma foto con el pelo corto y desarreglado sobre la frente que a Hugo Chávez le pareció siempre impublicable y cada vez que me veía con aquel peinado de gorila, se acercaba para pasarme la mano y echarme el pelo a un lado («hasta cuándo ese peinado de loco pancho»).

    Sin duda no somos los mismos. Tampoco el país ni el mundo es el mismo. No podemos seguir, los que quedamos vivos, con las mismas historias y repitiendo gestos de manera continuada hasta morir.

    Las primeras consecuencias inmediatas del 4F son: La ruptura del bipartidismo, es decir el agotamiento del pacto de Punto Fijo y el cambio del papel de la Fuerza Armada Nacional. Estos dos hechos son revolucionarios en su esencia. Abren después nuevos espacios para el ejercicio del poder.

    [email protected]

    NAM 


    Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

    Visita nuestro sitioweb https://noticiaalminuto.com/

    Twitter: https://bit.ly/3kpAtzz

    Instagram: https://bit.ly/3jh0TnE

    Telegram: https://bit.ly/3Dvclo3

    Grupo de WhatsApp: https://chat.whatsapp.com/GlOEXjCuQ5I1uQbVzZig4m

    Loading...