• #OPINIÓN Necios para convivir (Francisco J. Arias Cárdenas)

    A todo riesgo necesitamos como sociedad la paz y la convivencia entre los venezolanos. Es urgente que lo hagamos. Esta necedad nos llevará a un triunfo colectivo sobre el odio y sus promotores.

    La amenaza constante de invasión extranjera, los cómodos impulsores de la violencia deben ser derrotados por los promotores de la paz. Promotores que están dentro y fuera del país. Ciudadanos de bien que entienden el llamado permanente del Presidente Maduro al entendimiento.

    Los llamados incesantes de líderes de países y ciudadanos de todo el mundo para lograr las conversaciones que concreten el acuerdo para la convivencia son demasiado urgentes. Urgentes por el sufrimiento de la gente a la que prometimos dignificar y darle condiciones de vida con decoro y dignidad.

    El entendimiento por parte de los opositores sensatos con relación a la existencia real del chavismo y de los chavistas, de los bolivarianos. Desaparecernos unos a otros, matarnos no es posible. No es una opción.

    Después debemos sacar de la mesa las insolencias de voceros de Estados Unidos que  dicen cómo Bolton:”Se acabó el diálogo y empieza la acción”, o rechazar el cinismo de Wilbur Ross cuando afirma que “la reconstrucción de Venezuela cuesta  unos 300 mil millones de dólares y Venezuela los tiene”.

    Solamente los venezolanos podemos decirlo porque somos los que pondríamos dolor y muertes, aun peores que los actuales con el bloqueo y las agresiones imperiales.

    Todos los venezolanos, deberíamos pedirle a Trump que si quiere ayudar baje las amenazas, pare el bloqueo y cambie sus voceros, que hablan y actúan como los tradicionales halcones yanquis, los que están promoviendo la violencia y orientando la oposición más recalcitrante y empujando al precipicio la oposición racional.

    Nos corresponde ser necios hasta el cansancio. Necios  y repetitivos. Queremos y necesitamos para vivir como nación, la paz y el entendimiento, ser y convivir con las diferencias pero con respeto y reconocimiento. Y que sea el pueblo participativo y protagónico, como lo quiso Chávez, quien nos juzgue a todos los líderes de este momento histórico.

    NAM/Francisco J. Arias Cárdenas

    Loading...