domingo 21 de abril de 2024

#OPINIÓN || Los adolescentes venezolanos prefieren trabajar antes que estudiar || Dra. Carmen Rosa Blanco

La Encuesta sobre Condiciones de vida (ENCOVI, 2023), en su novena edición, publicada recientemente por la UCAB, dio a conocer los resultados encontrados, sobre desigualdad social y vulnerabilidad en Venezuela. Hay que decir que ENCOVI surge como una preocupación académica, de la UCAB, debido a la falta de información pública oportuna, que permita conocer la realidad social del país y orientar estrategias de acción adecuadas, convirtiéndose así, en una referencia informativa y estadística de primer orden (Material de presentación UCAB).

De todos los resultados que presenta la Encuesta, me detengo en uno especialísimo: Acceso a la educación, no tanto por los resultados sorprendentes, sinó por las razones que explican la desescolarización de los jóvenes y adolescentes entre 12-17 y 18-24 años.

Dice la encuesta que el 27% de las hembras y 29% de los varones (12-17 años) y que el 20%  de las hembras y 28% de los varones entre 18-24 años, no quiso seguir estudiando, es una población desescolarizada, por una variedad de razones, donde la que más resalta, con un 25% de las hembras y un 13% de los varones, entre12 y 24 años, es porque «no le parece de utilidad lo que está aprendiendo».

La encuesta no indaga, según lo revisado en el documento de presentación, sobre cuáles son las cosas que para esta población resultaría útil aprender. No obstante, al cotejar con otras respuestas, se encuentra que el mayor porcentaje de respuestas entre los 18 y 24 años, dice que prefieren trabajar que estudiar.

De allí que la interpretación pudiera asociarse a que para los adolescentes venezolanos, la utilidad de los estudios estaría relacionada con la capacitación para el trabajo de manera inmediata. Sociológicamente, es mucho lo que pudiéramos referir al respecto, conociendo que el porcentaje de población mayormente encuestada se hizo en hogares calificados como pobres, que asisten mayoritariamente a la educación pública. Pero si interesa sobre manera que esta situación concite la reflexión de los docentes venezolanos, por cuanto significa que es necesario revisar la currícula actual co-creando su contenido con la realidad social, económica y cultura de nuestra población joven, para que se haga realidad esto de que «es el futuro del país».

Por otra parte, se encontró, que el  30% y el 34% de varones, de hembras y varones, respectivamente, entre 12-24 años, respondieron que otras de las razones de su desescolarización es que «no los motiva el ambiente escolar», «que la educación es de mala calidad», «no es atractiva», aunado a que «en su hogar no tuvo apoyo para mejorar su rendimiento».

Si nos detenemos en estas razones, creo que el mensaje es claro, las condiciones y recursos para el aprendizaje, de las instituciones educativas públicas, dista mucho del deber ser de un centro para el aprendizaje y el cultivo de la personalidad, es decir, más específicamente de la filosofía de la educación expresada en las leyes (los fines). Basta realizar un recorrido por las escuelas y en su mayoría están deterioradas y en consecuencia, es un ambiente escolar no motivador, no es atractivo. De igual forma, la calidad de la educación debe revisarse, porque si queremos tener ciudadanos que respeten las normas, que cuiden los parques y plazas, que sean respetuosos, es decir, «buenos ciudadanos», la escuela y la familia serían el centro focal de las políticas y programas educativos, dotados con todos los recursos necesarios para que se cumplan los fines de la educación.

Hace algún tiempo, cuando ejercí la docencia en nivel medio, cuidábamos mucho el cumplimiento de los 180 días de actividad educativa y aquellos planteles que no los hubiesen cumplido, por diferentes motivos, debían implementar un plan de recuperación que era supervisado por los supervisores zonales.

Pregunto: ¿Cómo es eso de que el calendario escolar se cumple con clases solo tres días a la semana?, ya la pandemia pasó, por lo menos la emergencia. ¿Quién supervisa las escuelas? ¿Cómo es posible que nuestros niños y jóvenes en la actualidad reciban clases por WhatsApp? ¿Todos tiene teléfonos actualizados, internet, computadoras para realizar investigaciones y estar al día? ENCOVI, 2023 revela todo lo contrario.

Es mucho lo que puede decirse de estos resultados presentados en cuanto a educación, este espacio resultaría insuficiente. Pero qué interesante sería promover a nivel de las escuelas (con todo la comunidad educativa, si es posible) una discusión, mediante talleres obligatorios, los resultados presentados en esta Encuesta. Porque de nada sirve alarmarse con estos datos recientes, sino se emprende al menos una interesante discusión.

¡Manos a la obra!

NAM/Carmen Rosa Blanco/Educadora

Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

Visite nuestro sitio web:
https://noticiaalminuto.com/

X:
https://noticiaalminuto.com/twitter

Instagram:
https://noticiaalminuto.com/instagram

Telegram:
https://noticiaalminuto.com/telegrama

Grupo de WhatsApp:
https://noticiaalminuto.com/whatsapp