viernes 24 de mayo de 2024

#OPINIÓN || La voz de los protagonistas de la educación remota de emergencia || Dra. Carmen Rosa Blanco

El efecto de la pandemia del COVID-19 en Venezuela, tanto en lo social, como en lo educativo todavía está presente, se ha quedado en confinamiento. Escuchar la voz de los principales protagonistas de esta experiencia, resulta interesante. ¿Quiénes son?   Los estudiantes venezolanos en todos los niveles del sistema educativo.

Pregunto: ¿Cómo es que habiendo pasado la emergencia de la pandemia, la educación venezolana, en todos los niveles sigue siendo de manera remota? ¿Es posible, en Venezuela hoy, sustituir la presencialidad por el estudio en casa?

Si se toma en cuenta la situación económica, hábitos de estudio, condiciones de conectividad y dispositivos técnicos de los estudiantes venezolanos, y también de los profesores y maestros, tendremos que concluir, que esta modalidad remota, que no debe confundirse con educación virtual o a distancia, en Venezuela no es posible actualmente.

Ya existen estudios que nos dan ideas sobre las condiciones de vida, de la familia venezolana, como los aportados por la encuesta ENCOVI-2023. Es hora de abordar con carácter de emergencia, la calidad de la educación de nuestros jóvenes, o estamos satisfechos con eso como para quedarnos en completo silencio.

La percepción sobre la calidad de la educación,  que nuestros jóvenes poseen, es de baja calidad y además no es atractiva, ni útil, de allí que abandonan sus estudios porque prefieren trabajar.

Ahora bien, ¿Cuál será ese trabajo al cual pueden optar sin ninguna preparación ni competencia? La respuesta es obvia y sugerimos que la responda el lector, en una invitación a reflexionar sobre el asunto. No obstante, al aproximarnos a la realidad, consultamos las opiniones de estudiantes y profesores universitarios que fuimos encontrando al paso.

Estudiantes: ¿Cómo te sientes con las clases remotas? «No me gusta esta forma, porque en la casa no es igual, uno se distrae en otras cosas», «Es difícil porque no tengo internet, solo cuando llega mi hermana puedo ver lo que pasaron por el grupo» «nos mandan a buscar por internet, nos dan una guía, pero es difícil sacar las copias» «La mayoría de las veces no devuelven el trabajo corregido, dan una nota baja y uno no sabe dónde falló» «Los grupos de WhatsApp no nos conocemos. A mí no me gusta así “¿Qué es lo que no te gusta? «No me gusta porque de verdad no aprendemos nada» «No hallamos a quien preguntar las dudas» En mi casa no hay internet, ni computadora y este teléfono es un potecito» «No sé si vale la pena seguir estudiando, estoy desanimada»

Profesores: ¿Por qué todavía clases remotas? «Por las circunstancias del bajo sueldo que no alcanza para venir todos los días a clases» «Yo lo que tengo son cuatro alumnos, algunas veces vienen tres, no vale la pena el sacrificio» «Bueno aquí todo está cerrado, solo algunos pocos salones abiertos, las oficinas cerradas. Están los obreros solamente» «Yo vengo un día a la semana tengo cuatro horas, pero sí vengo, creo que así sea un alumno hay que venir» «Esto está cada día peor, no hay un papel decente para firmar la asistencia, no hay a quien acudir, con quién hablar…» Las condiciones de trabajo son pésimas, no motivan a nadie, menos a los alumnos. Tenemos que rescatar la presencialidad» «Bueno ya la pandemia pasó… pero no sé qué pasa seguimos peor que en pandemia y con pocos alumnos, vamos a desaparecer»

Son las voces de protagonistas de nivel universitario. Las opiniones son elocuentes. Pudiera pensarse que la circunstancia del confinamiento forzoso, generado por la pandemia, se convirtió en una oportunidad para promover la educación virtual con las bondades y los alcances de las nuevas tecnologías, pero debe hacerse una precisión conceptual y es que la educación virtual tiene como principal característica la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación en el proceso de enseñanza-aprendizaje, mediante la red de internet, donde el concepto de “conectividad” es la clave para poder usar los dispositivos electrónicos.

De allí que es posible que se esté produciendo mayor nivel de estrés en los estudiantes que no tienen adecuados recursos tecnológicos  y a ello se suma la frustración y deserción. Considero que se trata de un fenómeno digno de estudio para encarar de la mejor manera el futuro inmediato y poder tomar decisiones acertadas sobre los procesos de “virtualización” de la educación venezolana. Ello implica un conocimiento directo de las experiencias de los diferentes actores del proceso educativo durante el periodo crítico de la pos pandemia.

Para que un estudiante de la educación pública venezolana pueda acceder a un equipo de computación, de manera permanente, con conexión de calidad a internet, constituye un obstáculo, porque los esfuerzos hechos en este sentido son insuficientes, nuestros estudiantes carecen de las condiciones para la conexión, aunado a las fallas del servicio eléctrico, la falta de espacios adecuados para el estudio en casa, son factores que incidían negativamente en las clases remotas.

Las instituciones deben tener en cuenta la percepción de los estudiantes sobre el deterioro de la calidad educativa y generar procesos que incidan positivamente tanto en la adquisición de conocimientos y habilidades profesionales, como en el bienestar de los estudiantes, desde una perspectiva de integralidad del proceso educativo.

 La educación en línea, en Venezuela actualmente está llena de obstáculos y no se ve disposición política, ni profesional encarando el asunto. Hay que ser sinceros, los docentes tenemos poco o nulo conocimiento en el uso de herramientas que permitan comunicarse de manera virtual con sus estudiantes y optan por el uso de las redes sociales que están a su alcance: Los grupos de WhatsApp, tratando de hacer lo mejor posible con su responsabilidad formativa. 

Finalmente, es muy evidente que las condiciones de las instituciones educativas en Venezuela, para llevar adelante su misión histórica, es totalmente insatisfactoria, las desigualdades sociales se han abultado, por eso estamos en riesgo y somos socialmente vulnerables.

NAM/Carmen Rosa Blanco/Educadora

Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

Visita nuestro sitio web:

https://noticiaalminuto.com/

X:

https://noticiaalminuto.com/twitter

Instagram:

https://noticiaalminuto.com/instagram

Telegram:

https://noticiaalminuto.com/telegram

Grupo de WhatsApp:

https://noticiaalminuto.com/whatsapp