• #OPINIÓN | La música nos une | Francisco Arias Cárdenas

    Entre mexicanos  y venezolanos  tenemos muchas coincidencias.  Recordamos en las emisoras de nuestra niñez las mañanitas rancheras. Aún sin notarlo se nos metía en el corazón la cultura mexicana.

    Los clásicos de la canción ranchera acompañaron a nuestros padres y nos han llevado a nosotros por costumbres y paisajes con Cantinflas, Tintan, los rines con los  luchadores de máscaras y retos. El Chavo del Ocho, y más reciente Coco, han sido parte de las diversiones  de niños y adultos de nuestro país.

    En nuestra memoria están muestras de solidaridad entre nuestros pueblos. Un diputado de Michoacán me decía en Morelia, que estábamos equivocados si desconocíamos que Rómulo Gallegos escribió, en su casa de exilio, cerca del viejo acueducto colonial, su novela  «Sobre la misma tierra».

    Me quedé en silencio y puse en duda ante ese afecto por mi patria, las   visitas a la casa de tejas y  paredes blancas cerca de la laguna los pájaros, en la Guajira,  donde me mostraron el escritorio y la silla donde según aquellos se sentaba Gallegos. Sencilla muestra de amor a nuestro escritor insigne que para nada interesa descifrar.

    En algún escrito señaló el Libertador que México y Colombia estábamos llamados, como lo fuimos en las cadenas, a las jornadas de hermandad y libertad. Entre los quehaceres de la misión diplomáticas en México, conocimos con Giovanni Villalobos al maestro Alejandro Sánchez Navarro, quien cargaba una esperanza linda. Presentar en Venezuela su Obra sinfónica «EL LIBERTADOR».

    Conversando con él, nos señala lo que para nosotros resultó una grata noticia.   Es descendiente directo del último presidente de Colombia, el zuliano Rafael Urdaneta y de la bogotana Dolores Vargas de Urdaneta. Imposible mayor  sincronía.

    Iniciamos los contactos, siempre bien recibidos y apoyados por el ministro Ernesto Villegas. La pandemia dificultó que se presentara en el año bicentenario. Finalmente este mes de mayo se concretó la visita a Venezuela del reconocido, compositor, músico y director de orquesta, descendiente de quinta generación del segundo hijo del General Rafael Urdaneta, de nombre Luciano Urdaneta Vargas, quien tuvo 12 hijos, entre los que se cuenta Eudoro Urdaneta, célebre arquitecto e ingeniero, que se desempeñó como cónsul de nuestro país en México y quien se casó con su bisabuela de nombre Matilde de La Tour, de cuyo matrimonio nació su abuela Cristina Urdaneta, que en unión con Fernando Sánchez Navarro, procrearon a su padre de nombre Fernando Sánchez-Navarro Urdaneta.

    A decir de su autor, “La Suite Libertador”, es una obra inspirada en la naturaleza, y la vigencia del pensamiento de Bolívar, en una búsqueda de la plenitud humana y el equilibrio del universo. Este tributo proyecta su obra, su entrega, su valor y su visión de una América Latina y el Caribe unidos. Su gran sueño de la Patria Grande.

    Alejandro Sánchez Navarro, mexicano de nacimiento, con descendencia venezolana, a través de este lenguaje universal que es la música, en sus composiciones sinfónicas nos confirma que las coincidencias nos siguen entrelazando como hermanos en ideales libertarios y de fraternidad.

    FRANCISCO ARIAS CÁRDENAS

    NAM/FRANCISCO ARIAS CÁRDENAS/[email protected]


    Síguenos en nuestras redes sociales para que tengas toda la ¡INFORMACIÓN AL INSTANTE!

    Visita nuestro sitio web https://noticiaalminuto.com/

    Twitter: https://bit.ly/3kpAtzz

    Instagram: https://bit.ly/3jh0TnE

    Telegram: https://bit.ly/3Dvclo3

    Grupo de WhatsApphttps://chat.whatsapp.com/GlOEXjCuQ5I1uQbVzZig4m