• #OPINIÓN Guaidó vs Rodríguez (Jesús Castillo Molleda)

    El conflicto político venezolano ha obligado a intentar buscar soluciones por la vía de las conversaciones, entre los sectores políticos, confrontados  en donde se debaten varios puntos propuestos intentando llegar a puntos coincidentes para lograr avanzar la oposición política presiona al Gobierno nacional con las severas sanciones económicas y el apoyo de la comunidad internacional,  en donde aspiran lograr unas elecciones presidenciales, con la elección de una nueva junta directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE) y una depuración del registro electoral permanente y permitir que los venezolanos que emigraron puedan votar en las sedes de las embajadas y consulados.

    El Gobierno nacional insiste en solo proponer la realización de las elecciones de la Asamblea Nacional, incorporar a los diputados del PSUV al parlamento de inmediato y que se elimine el bloqueo económico con esos puntos en el debate sigue la mesa de negociación su curso, sin duda el país no se encuentra en condiciones de seguir esperando que el conflicto político se solucione.

    El país necesita que se tomen medidas de inmediato para evitar el colapso total en la prestación de los servicios públicos y la economía, lo que obliga al gobierno y a la oposición en acelerar en mostrar resultados de puntos de coincidencia porque de lo contrario ambos sufrirán deserciones en sus seguidores. Si llegase a terminar el año 2019 sin esperanza de soluciones en el 2020 el éxodo será sorprendente.

    De acodarse un evento electoral presidencial, en la oposición se le debería dar la oportunidad en consenso a la candidatura de Juan Guaidó que es la figura política actual que representa a la oposición y goza de la confianza de más del 60% de los electores  que se identifican opositores inclusive se debería llegar a un acuerdo entre los grupos políticos que Guaidó debería repetir como presidente de la Asamblea Nacional para el periodo 2020 – 2021.

    En caso de no lograr un acuerdo con el  gobierno antes del 5 de enero de 2020, en los actuales momentos no existe una figura política opositora diferente a Guaidó capaz de  motivar el voto de forma masiva para enfrentar al candidato que decida el chavismo presentar, que en el caso de que sea Nicolás Maduro las probabilidades de éxito de la oposición seria de 80 a 20, pero si el PSUV elige la figura del actual gobernador del estado Miranda, Héctor Rodríguez,  las probabilidades de éxito de la oposición seria de 65 a 35  lo que obligaría a la oposición a diseñar una campaña motivadora al voto y a garantizar la organización de la estructura electoral de testigos  electorales, movilizadores y miembros de mesas en el 100% de los centros de votación del país.

    Una eventual elección presidencial para el año 2020 entre Guaidó y Rodríguez incentivaría el voto en ambos sectores en donde se podría estar hablando de una abstención del 15%,  la oposición necesitaría para motivar mucho mas a sus electoras cambiar la actual directiva del CNE para elevar la mayor confianza en los electores que están convencidos que con el actual CNE es imposible ganar una elección presidencial.

    Guaidó y Rodríguez son figuras políticas jóvenes que  representan el perfil del político emergente  que aspira los venezolanos tener como presidente, ambos son profesionales, tienen apoyo político en los sectores que representan y sin duda se lograría tener a dos candidatos que elevarían el debate político.

    Los estudios de opinión pública apuntan a que las probabilidades de éxito en una futura elecciones presidenciales estarían a favor del candidato de la oposición y las probabilidades de triunfar un candidato del oficialismo dependerían principalmente del % de abstención que tendría el elector opositor.  Como lo dijo Anastasia Colmenares: “En una elección no siempre gana el mejor, gana el que logre sacar más votos validos”.

    NAM/Jesús Castillo Molleda @castillomolleda

    Loading...