• #OPINIÓN Energía amigable (Francisco J. Arias Cárdenas)

    Hace algunas semanas me incluyeron en un grupo de WhatsApp. Con algunos de ellos habíamos compartido experiencias de servicio público desde el gobierno regional del Zulia, de  otros tenía referencia por los mismos compañeros de trabajo.

    He sido reacio, pero respetuoso, a participar en las discusiones que califican o descalifican, convencido de que tenemos todos de ángeles y demonios, de que nuestra lucha más importante es la interna para ser buenos, en el mejor sentido  y hacer el bien posible a la creación y a  nuestros semejantes.

    Pero lo que me ha emocionado y reconciliado con nuestro quehacer y nuestro gentilicio, es que de la discusión se pasó rápidamente a la propuesta para crear, producir, aportar, que es lo que necesitamos.

    Este domingo tocamos el tema de energía fotovoltaica. Ya con la ayuda de algunos de ellos habíamos colocado en 2014, convencidos pero novatos en el tema, luminarias con  paneles solares en el Distribuidor Pompeyo Davalillo, entrada a Ciudad Ojeda, un sistema de iluminación con tecnología LED, alimentado con energía solar, método novedoso, ecológico, duradero, hoy en día canibalizados y robados. También realizamos la experiencia en 2016 con el Paseo del lago 2 y 3, que en la actualidad se encuentran abandonados.

    Tenemos una posibilidad real, no sólo para tomar la reactivación de los generadores eólicos abandonados en La Guajira, proyecto iniciado por Chávez, que el presidente Nicolás Maduro reactivó en el año 2013.

    Más sol que en el Zulia, imposible en otro lugar de Venezuela. Existe la posibilidad de generar energía partiendo del astro rey, por lo que debemos retomar el mantenimiento y la recuperación de lo que existe y dar el salto a esta forma de generar electricidad.

    Tenemos una necesidad de energía, de buscar su eficiencia y economía, la armonía con la naturaleza nos llama en esa descripción. Pienso que  estos compañeros, están haciendo algo realmente útil y bueno. Al final es siempre mejor ser bueno y ser útil. Esa es la forma de ser importantes.

    NAM/FRANCISCO J. ARIAS CÁRDENAS

    [email protected]

    Loading...