martes 25 de junio de 2024

#Opinión En defensa de la política (Ricardo Lobo)

Tomo prestado el título del texto de Bernard Crick, para hoy avanzar en  el trato preferencial a una ciencia que viene arrastrando un desprestigio del cual no tiene en si ,una  culpabilidad.
En primera instancia es importante precisar que las actuaciones que pueda desarrollar los distintos actores políticos , ya en función de gobierno y/o al nivel que detenten, es solo RESPONSABILIDAD PERSONAL  y las consecuencias que de eso se deriven son estrictamente de su accionar libertario, lo cual aleja a una CIENCIA, COMO LA POLÍTICA, DE SER CÓMPLICE DE DICHAS ACTUACIONES.
Si bien puede existir una gran duda sobre el nivel de importancia en la sociedad de esta CIENCIA ,como el que puede tener otra de valor incalculable e irrefutable Cómo lo es la ECONOMÍA, indistintamente que  no es el objetivo de este artículo iniciar una discusión o debate sobre cuál ejerce un rol de mayor importancia  en nuestras vidas, aun así debo de citar  al ex presidente Bill Clinton,  el cual al momento de  iniciar su campaña presidencial contra el cándidato republicano y a la reelección, GEORGE BUSH, SOBRE LO QUE ERA PARA ESE MOMENTO UNA NECESIDAD expresó: «ESTUPIDO…….!!!!!!! ES LA ECONOMÍA LO QUÉ TENEMOS QUE AFRONTAR», que nos va ilustrando que las necesidades varían y la importancia de cada una es en función a su momento histórico. Debemos de resaltar que el candidato demócrata estadounidense supo en ese momento entender el clamor del imaginario colectivo de su pais, el cual  iba demandando una toma de acciones del hecho económico que le agobiaba en su trajinar.
No Con este ejemplo desmeritamos el valor de la POLÍTICA y sobre valoramos la ECONOMÍA,  sino, insisto, tratamos de darle su justo valor a cada una. Algo que resulta muy recurrente, producto de este desconocimiento que se tiene por  la Ciencia , a lo cual es necesario persistir que  indilgarle a ella, cantidad de responsabilidades que no le son de su afán es un error  pero no valorar su acción ante escenarios positivos tienden a ser nulos y poco comentados resulta también una desconsideración para ella.  En esta primera parte concluimos que tanto la POLÍTICA Y LA ECONOMÍA  son esencia en  ser humano y cada una de ella es vital para la esencia social.
Iniciamos ahora , en conjunción a la primera parte, lo concerniente a la necesidad de darle a la política su valor real y no desvalorarla a ella por que algunos la toman para acrecentar su VALOR INDIVIDUAL usándola , prostituyendola y manoseandola  en función de tenerla como una escalera a otra posición social y olvidarse de  la esencia de ser acción de soluciones colectivas para el real beneplácito de todos y democratizar su concepción de ciencia social. Es importante resaltar que en lo conocido por las culturas  greco- romanas el POLITICO era aquel que no tenia que ver con nada de la cosa privada y se dedicaba única y exclusivamente a la esfera de lo público, precisamente para evitar mayores problemas en la administración de los recursos y así consolidar el status de ciudadania que se requerirá para ser parte del entorno social.
Para el antiguo mundo griego, la pirámide de valor social lo iniciaba el actor político, ese que se dedicaba a pensar ¿el cómo? ¿El cuándo? ¿El qué ser? ¿El cómo se debe ser? ¿El cómo ir?
Para estructurar espacios de PODER (PALABRA CLAVE) Que le permitirán al grupo social ser hombres libres de pensamiento y acción. No podía el ACTOR POLÍTICO EN FUNCIÓN DE GOBIERNO ser comerciante pues podía anteponer sus intereses personales por los colectivos y así, se perdía la esencia de la ciencia. Era una cosa muy seria e importante el ejercicio de esta actividad política pues no se era un trajinar partidista sino totalmente social: que si desmeritamos la vida partidista también cometemos un grave error de satanizarlos perdemos la posibilidad de tener instituciones que nos pueden facilitar el socializar al individuo para que se inicie en el conocimiento de esta ciencia, que es mas de acción cotidiana Qué de academicismo retrógrado.
No es la política una religión, no es dogmas o párrafos , tampoco es la forma mas precisa para ser nacionalista-regionalista o localista: no es la política una manera idónea para ejercer el poder solo para mantenerse en el mismo. La política trasciende y teniendo su utilización en otras ciencias auxiliares para garantizar a las sociedades la forma idónea de como ejercer este poder: cuando la sociedad cae  en el sentido utilitarista económico SOBRE EL valor de la POLÍTICA, entonces aparece la antipolítica como la expresión más atroz de convivencia social .De todo lo anterior importante valorar que la participación de los individuos en la cosa publica es muy valiosa y necesaria, que el ejercicio del poder no puede estar supeditado a desconocimiento de su ejercicio y que no podemos permitir delegar en terceros muestra histórica responsabilidad de ser libres para ser y hacer.
Concluyó con la necesidad de no postergar tu acceder a la toma del poder y entender que sin la política somos meros individuos en un jungla de actores capaces de eliminarte para TOMAR TU PODER.
Ricardo Lobo