• #Opinión Acuerdo venezolano (Francisco Arias Cárdenas)

    En los últimos días se han dado en la vida del país acontecimientos que posiblemente por lo continuo y la expectativa de los sucesos dificultan revisar el peso de cada uno de ellos en nuestra sociedad; esto nos obliga a ver por encima de los odios y la rabia que orientan solo a la destrucción y no ayudan en momentos tan complejos como los que vivimos ahora.

    La situación en Venezuela que conlleva un grave riesgo de confrontación y de muerte, que amenaza a todos, especialmente a los ciudadanos más débiles, amerita de un liderazgo consciente de todos los sectores a asumir las raíces de los conflictos, la atención seria y desapasionada de los problemas.
    El ingrediente que desentona es el interés extranjero. El error repetido por algunos de recurrir al “papá” que no lo es, de la potencia del norte, en abandono de nuestros principios de soberanía, autodeterminación e independencia. Es decir, nuestra dignidad e historia.
    La recurrencia de algunos sectores a esos intereses para que vengan de afuera a resolver lo que debemos resolver los venezolanos. Esa realidad de intereses externos debemos asumirla como extraña y manejarla de manera adecuada.
    Hemos dicho que el llamado de Nicolás Maduro a Donald Trump para una “negociación” es el camino correcto. Siempre en términos de respeto y dentro de los principios que obliga nuestra raigambre y nuestra constitución. Con puntos comunes de acuerdos que permitan la sana convivencia, que se asuma a lo interno el “diálogo con resultados”.
    La conversación del presidente de la Asamblea Nacional con dos voceros de nuestro gobierno es una buena señal, para el acuerdo, con participación de todos los venezolanos de forma abierta y directa.
    Lo primero debe ser la paz y el freno a la violencia para que en el acuerdo abramos los caminos, juntos irremediablemente al sueño del país que llevamos en el corazón desde la independencia. La vida siempre sobre la violencia, la destrucción y la muerte.
    Loading...