viernes 19 de julio de 2024

¡NORTE MEXICANO! Restos humanos y quema de votos reportan en zona fronteriza

Diversos actos de violencia al estilo del narcotráfico tales como una cabeza humana que fue dejada en una casilla o quema de vehículos fueron registrados en Mexicali y Tijuana, se registraron durante a las elecciones en donde se definirá gobernador para los próximos seis años del estado fronterizo de Baja California en México.

En Tijuana, se reportó que en la calle Paseo de las Águilas de la colonia Terrazas del Valle, en la escuela Misioneros de Baja California, se encontraron restos humanos en bolsas negras.

Según información preliminar de la Policía, los restos humanos fueron arrojados a unos pasos de la casilla 1431, sin embargo, la situación no afectó la colocación del centro de votación.

Además, la camioneta de una simpatizante de Morena fue quemada con bombas Molotov en el sector de Mesa de Otay.

Por su parte la Policía Municipal de Mexicali reportó daños por disparos de arma de fuego en el edificio de Morena, entre la calle Gustavo Garmendia y Río Presidio, colonia Benito Juárez, sin que haya detenidos por estos hechos.

Al lugar las unidades de la Policía localizaron 32 cartuchos calibre .223 que presuntamente lanzaron sujetos a bordo de una camioneta tipo Suburban, blanca.

También, en Mexicali se reportó el robo de urnas en tres colonias; Los Naranjos, Solidaridad y Rivera Campestre; algunas boletas fueron localizadas tiradas en la calle donde al parecer hubo una persona detenida.

En Mexicali, se colocó una manta de amenazas contra supuestas personas de Sonora pagadas por Morena, en el distribuidor vial de Lázaro Cárdenas y López Mateos.

La manta fue retirada por personal de la Fiscalía General del Estado.

Mientras que en el fraccionamiento Urbi Villas del Prado en Tijuana, Baja California, hombres armados quemaron las urnas de la casilla se ubica en la Privada Roca, del fraccionamiento Urbi Villas afuera de un albergue de nombre “Carita de Dios”.

Según testigos, varios hombres que portaban armas de grueso calibre, con el rostro cubierto y vestidos de negro llegaron a la casilla y quemaron las urnas.

NAM – La Opinión